compartir en:

La pareja mexicana de Arantxa Chávez y Melany Hernández se coronó en la Universiada Mundial 2017, que tiene lugar en esta ciudad, en la prueba de clavados en trampolín de tres metros sincronizado.

Las competidoras subieron a lo más alto del podio al contabilizar 290.22 puntos, y con ello dar al país la segunda presea de oro, después de conseguir otra en los saltos de trampolín 3 metros en sincronizado mixto.

La plata quedó en poder de las coreanas Nami y Suji Kim con 280.89 y de las rusas Maria Polyakova y Elena Chernykh con un total de 270.30.

De esta manera, el binomio mexicano brinda una de las mejores actuaciones de la jornada, en donde demostró que está ambas competidoras están entre las mejores del mundo y avanzan en su camino a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Fueron nueve parejas las que tomaron parte en la competición de este jueves y las mexicanas fueron las únicas de la zona de América Latina.