Como resultado de la implementación del operativo Mala Copa, encabezado por la Procuraduría General de Justicia capitalina, en coordinación con diversas dependencias del Gobierno de la Ciudad de México, los bares “Lia Pedregal By Rivoli” y “La Chismosa”, éste último propiedad de la cantante Belinda y su hermano Ignacio Peregrín, fueron clausurados por presentar anomalías en sus operaciones.

La Dirección General de Vigilancia Ambiental (DGVA) de la Secretaría del Medio Ambiente (SEDEMA) colocó sellos de clausura por no contar con la Licencia Ambiental Única (LAU) y mezclar los residuos sólidos.

Pero además, “La Chismosa” fue suspendido de sus actividades por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) por falta de aviso de funcionamiento ante la Secretaría de Salud (SEDESA).

Hasta el momento, la intérprete de “Dopamina” no ha dado declaración alguna por los acontecimientos.

A través de su cuenta en Twitter, la Procuraduría General de la Ciudad de México informó de la clausura de los dos establecimientos.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...