compartir en:

En sus inicios, el Día del Abogado reunió al gremio de los abogados a través de diversos festejos para conmemorar su profesión, engalanando la celebración con una recepción realizada en el Palacio de Bellas Artes, que contaba con la presencia del ejecutivo federal.
Durante la primera celebración, en 1960, asistió el entonces Procurador General de Justicia del Distrito y Territorios Federales, Fernando Román Lugo, en representación del Presidente.
Para 1961, el Presidente recibió de manos de Federico Bracamontes, el galardón “La Cruz de Honor a la Dignidad Profesional”, otorgada por el Comité Fundador del Día del Abogado, en reconocimiento a su carrera en las leyes.
A partir de entonces, los mandatarios posteriores, Gustavo Díaz Ordaz, Luis Echeverría Álvarez y José López Portillo, fueron recurrentes invitados de honor a este festejo; mientras que los ejecutivos Miguel de la Madrid Hurtado, Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Ponce de León, Vicente Fox  y Felipe Calderón –titulado de la Escuela Libre de Derecho– asistieron a la festividad.   
 Por DDM Staff