compartir en:

El Gobierno del Estado cerró el tiradero a cielo abierto ubicado a un costado de la Planta de Valorización de Xochitepec, que había representado un problema de contaminación por poco más de 10 años en la zona.
Noé Náñez,  director de Gestión Ambiental, señalóó que durante una semana se removieron más de 500 toneladas de basura que ocasionaba malos olores, lixiviados y daños a la salud y al medio ambiente.