compartir en:

Nueva York.- Al menos unas 200 personas marcharon hoy en el barrio de Jackson Heights, uno de los enclaves de la comunidad hispana en Nueva York, a fin de protestar por la violencia contra las mujeres latinas transgénero en esta ciudad.

Convocada por el organismo comunitario Se Hace Camino Nueva York, la marcha tuvo como propósito llamar la atención sobre la discriminación, la violencia y los prejuicios a los que se enfrenta la comunidad transgénero latina en esta ciudad.

Doblemente discriminadas, tanto como por su orientación sexual como por su condición de migrantes a menudo indocumentadas, docenas de mujeres transgénero latinas se unieron al mitin y marcha por el vecindario de Jackson Heights, ubicado en el condado de Queens.

Coreando frases como “No somos uno, no somos cien, estamos unidos, cuéntanos bien” o “Queens escucha, estamos en la lucha”, los manifestantes portaban pancartas donde denunciaban la violencia a menudo asesina que sufren las mujeres transgénero en Estados Unidos.

De acuerdo con cifras del organismo civil Campaña por los Derechos Humanos (HRC), tan sólo en este año han sido asesinadas 15 personas transgénero en Estados Unidos.

Por su parte, Se Hace Camino Nuevo York calcula que tan sólo en los barrios de Jackson Heights, Woodside y Corona, todos ellos con una amplia población latina, se han suscitado 20 ataques contra mujeres transgénero latinas durante el presente año.

Hasta la fecha se han reportado en la ciudad tres muertes en la ciudad, de acuerdo con Bianey García, organizadora transgénero mexicana de Se Hace Camino Nueva York.

La violencia transfóbica se concentra además contra las mujeres de color. En 2015, de acuerdo con cifras de HRC, al menos 21 personas transgénero fueron asesinadas, de las que 85 por ciento eran mujeres y 95 por ciento eran individuos de color.

Tania Romano, del estado de Guerrero, expresó que emigró desde el año 2000 de México a Nueva York debido a la violencia que sufrió en su comunidad.

“He sufrido violencia tanto aquí como en México, de parte de la familia, la policía y la sociedad. Donde quiera que uno vaya como mujer transgénero siempre vas a ser rechazada o discriminada”, señaló Romano.

En entrevista con Notimex, Romano destacó que el rechazo que sufre sucedería independientemente de su condición migratoria, y lo atribuyó a la transfobia de la sociedad. Añadió: “pero seguimos luchando de manera constante para que nuestros derechos y nuestra igualdad se respeten”.

Mientras tanto, Lian Winslet, trabajadora comunitaria, declaró a Notimex que emigró de Ecuador por la violencia que sufría en su país, aunque precisó que en Estados Unidos ha seguido padeciendo discriminación por su identidad de género.

“Estadísticamente, se ha visto en diversos estudios que la población transgénero tiene cuatro veces más posibilidad de sufrir cualquier tipo de violencia: por su identidad de género, por ser mujer de color y por ser inmigrante”, dijo Winslet.

En la marcha también participó el cónsul general de México en Nueva York, Diego Gómez Pickering, así como la cónsul encargada de los asuntos comunitarios en esta sede diplomática, Alexia Núñez Bachman.

“Sabemos que existen crímenes de odio contra la comunidad transgénero en Queens, que además se enfrentan a una doble vulnerabilidad por su situación migratoria y por su orientación sexual o de género”, explicó Núñez Bachman.

Resaltó que por ello activistas transgénero han dado cursos para sensibilizar al personal del Consulado de México en Nueva York sobre las necesidades de esta comunidad a fin de que puedan atenderlos de manera adecuada.