compartir en:

Por muchos años, la zona conocida como el Triángulo de las Bermudas, situada en el océano Atlántico entre las islas Bermudas, Puerto Rico y Miami, ha sido un tema que ha dado mucho de qué hablar, pues las extrañas desapariciones de barcos y aviones no han podido ser explicadas hasta el momento.

Algunas de las explicaciones que se han planteado son extraterrestres, portales a otras dimensiones, fantasmas, una isla invisible y otras más disparatadas.

Empero, un grupo de científicos de la Universidad del Ártico de Noruega, creen que la respuesta se encuentra en un cráter que emite gases metano en esa área del océano. Sus estudios se basan en uno similar que está en el mar de Barents, cerca de la costa de Noruega, a 45 metros de profundidad y que emite estos gases a la superficie.

De acuerdo con los expertos, estos cráteres (de 800 metros de diámetro y 45 de profundidad) habrían provocado a lo largo de los años enormes explosiones de gas, lo que puede ocasionar el hundimiento de decenas de buques.

“Existen múltiples cráteres gigantes en el fondo marino de la zona occidental-central del mar de Barents y son probablemente la causa de unas enormes explosiones de gas. Es probable que esta zona de cráteres sea uno de los mayores puntos de fuga de metano marino en el Ártico”, aseguran los científicos en un comunicado.

Aunque los investigadores darán más detalles sobre el hallazgo en la conferencia anual de Geociencia de la Unión Europea, en abril próximo, han anticipado que estos cráteres podrían explicar la aparición de burbujas en el mar y por ende la desaparición de las embarcaciones, como si se tratara de agua hirviendo.

El año pasado, el científico Igor Yelstov señaló que varias teorías sugieren que las desapariciones de barcos en esa zona podrían deberse a la reacción de los hidratos de gas (hielo con gas encerrado en su estructura molecular) en el mar.

Además, comentó que si se probara la teoría del metano como cierta, también explicaría la desaparición de aviones en el Triángulo de las Bermudas.