México.- Investigadores de la Universidad de Guadalajara (UdeG) trabajan en el desarrollo de un material ecológico para la construcción compuesto por yeso de baja calidad, poliestireno expandido (unicel) reciclado y fibra de agave.

El objetivo es obtener un material hasta 50 por ciento más ligero que la tablaroca y que conserve las cualidades de resistencia para la construcción, indicó el líder del proyecto, Francisco Javier González Madariaga.

“Usamos como matriz yeso de baja calidad, plástico y fibra de agave, que aporta resistencia al material, la cual es abundante en Jalisco y representa un problema para la industria tequilera”, detalló el científico.

En entrevista con la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), González Madariaga dijo que se trata de un producto sustentable, pues se elabora con los desechos del tequila y del poliestireno expandido, cuyo destino es la basura.

El jefe del Departamento de Proyectos de Diseño del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD) de la UdeG, agregó que para su fabricación, el unicel se separa en pequeñas pelotitas a través de una máquina diseñada por ellos que no tritura el material.

“Esas perlas tienen una gran virtud, son excelentes aislantes térmicos y relativamente buenos aislantes acústicos, cualidades que buscamos mantener en el material”, destacó.

El material creado por los investigadores de la UdeG ya fue caracterizado en el laboratorio para calcular variables como la tensión, la compresión, la fractura y la resistencia química, entre otros.

González Madariaga espera que para finales de 2018 el producto esté en condiciones de comercializarse. El material ya fue patentado y la maquinaria creada para la elaboración de las placas ya está en proceso para obtener la patente.

No obstante, aseguró que sería necesario un año más para desarrollar una línea completa de construcción, la cual incluya estructuras como postes y soportes a partir del nuevo material.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...