compartir en:

Investigadores y estudiantes de ingeniería en Biomédica de la Facultad de ingeniería en la Universidad Autónoma de Querétaro se dieron a la tarea de crear un dispositivo portátil para medir los niveles de glucosa en sangre pero sin ser doloroso para los pacientes, como se hace comúnmente utilizando pequeñas agujas y pinchando los dedos de los pacientes, ellos lo lograron utilizando una muestra de saliva.

El requisito para los pacientes es que realicen la prueba en ayunas y sin haberse lavado la boca, cuando la muestra se extrae, pasa por un proceso de centrifugado y posteriormente se coloca en un electrodo serigrafiado que contienen una enzima llamada glucosa oxidasa. Esta enzima es capaz de amplificarse y obtener los niveles de glucosa.

Hasta el momento los investigadores utilizan electrodos traídos de Suiza y tardan aproximadamente 2 años en llegar, pero ellos tratan buscaran desarrollarlos en nuestro país.