compartir en:

El diseño de nuevas terapias para ciertos tipos de cáncer de mama podría ser posible, ello, de acuerdo con un grupo de científicos españoles y estadounidenses que logró determinar las alteraciones genéticas presentes en tumores.

En el estudio, realizado por la Unidad de Oncología Molecular del (Ciemat) y el Centro de Investigación Biomédica en Red de Cáncer (Ciberonc), en España, en conjunto con la Universidad de Iowa, en Estados Unidos, indujeron tumores de manera controlada en ratones para identificar los genes mutados.

A través de un comunicado, el Servicio de Información y Noticias Científicas detalló que los investigadores utilizaron elementos genéticos móviles con capacidad mutagénica, denominados transposones.

El material fue inducido en los ratones a manera que “salte” dentro del genoma de ciertas células epiteliales del organismo e incentive determinados genes, los animales desarrollaron tumores de mama y el análisis por secuenciación masiva de los tumores determinó que una buena parte de ellos sufría inserciones de transposón en el gen Rasa 1.

La investigación publicada en la revista Cancer Research, detalló que en los últimos años, los avances en genómica permiten identificar genes cuya mutación o pérdida causan tumores de mama, lo que, junto a otras aproximaciones científicas, coadyuva en el desarrollo de terapias dirigidas para algunos tipos de tumores.

Refirió que existe el tipo basal o negativo, para el cual se desconocen los genes que causan su desarrollo, lo que se traduce en la inexistencia de una terapia específica, estos tumores se tratan con quimioterapia convencional, que es más agresiva pero menos eficiente.

Los tumores con alteraciones en el gen Rasa 1 son de tipo basal o triple negativo, es decir, aquellos que aún no disponen de un tratamiento específico, por lo que este análisis permite entender la manera en que se desarrolla esta clase de tumores y diseñar una terapia específica, puntualizó.