El investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) William Schuster Bruckert estudia la fotometría y espectroscopía de estrellas, así como la observación de poblaciones estelares para conocer cómo se formó la Vía Lactea y su evolución.

El científico del Instituto de Astronomía llegó a Ensenada, Baja California, en 1973 como estudiante de la Universidad de Arizona, con el propósito de doctorarse en el Observatorio Astronómico Nacional de San Pedro Mártir.

Con respecto a la fotometría, Schuster Bruckert explicó que el instituto utiliza un sistema danés con filtros ultravioleta, violeta, azul, amarillo y dos filtros de hidrógeno que determinan temperaturas, edades, distancias de las estrellas, y estudian sus dinámicas y órbitas.

En entrevista para UNAM Global, refirió que con base en los datos obtenidos se “realiza una correlación de datos para comprender cómo se formó el halo galáctico”.

El especialista destacó que su trabajo está enfocado en el estudio de los dos componentes de la Vía Láctea: estrellas del halo y el disco grueso, que son fundamentales para “entender cómo se formó y cómo ha evolucionado nuestra Vía Láctea sobre millones y millones de años”.