Jesús Corona salió extremadamente molesto del terreno de juego del Estadio Azteca, tras caer frente al América, tanto que decidió agredir a un camarógrafo en su salida hacia el túnel.

El arquero de Cruz Azul tuvo una mala reacción después de la derrota y empujó el lente de una cámara de una televisora, además de pronunciarle unas palabras en contra del operador de la misma.

Sin embargo, la situación no se quedó ahí, pues, aunque Caixinha llegó a tranquilizar al futbolista, fue el técnico quien después pidió al camarógrafo que se retirara de la entrada al túnel de los celestes.

Por su parte, Corona reconoció su error, pero aseguró que el camarógrafo se presentó frente a él con una sonrisa 'provocadora'.

"Estuve mal por engancharme, pero el camarógrafo se puso enfrente de mí y lo ves con esa sonrisa, provocando", declaró el guardameta.

TAGS EN ESTA NOTA: