compartir en:

Un auto Nissan-Tiida, color gris, terminó con el cofre doblado, tras chocar y derribar una caseta de teléfonos, luego de que su conductor de nombre Juan, perdiera el control, presuntamente debido a que un coche le cerró el paso, cuando circulaba por la calle Leñeros, afuera de la Cruz Roja en la colonia Volcanes, de Cuernavaca.