compartir en:

Un joven resultó con algunos golpes en el cuerpo, tras chocar contra un taxi Nissan-Tsuru, con permiso para circular, cuyo chofer presuntamente se quedó sin gasolina y se cambió de carril para orillarse, cuando viajaba a bordo de su “caballo de acero” Yamaha, color blanco, por el Paso Express, a la altura de la colonia Milpillas, de Cuernavaca.