compartir en:

Beijing.- Más de tres mil personas de la provincia de Fujian, en el oriente de China, fueron hoy trasladadas a refugios temporales, ante el inminente impacto del tifón Nesat, que dejó una estela de destrucción y al menos 111 heridos a su paso por Taiwán.

La Agencia Meteorológica de Fujian advirtió que Nesat podría tocar tierra este domingo en forma de un tifón o tormenta tropical, luego de alcanzar Taiwán el sábado por la noche con lluvias torrenciales y vientos de hasta 145 kilómetros por hora.

Nesat, el noveno tifón de este año, viajaba esta mañana una velocidad de 20 kilómetros por hora en dirección noroeste, con ráfagas de viento de hasta 150 kilómetros por hora, según un reporte de la agencia estatal de noticias Xinhua.

La Oficina de Control de Inundaciones provincial informó que al mediodía, más de tres mil 100 mujeres, niños y ancianos habían sido retirados de las costas de Fujian y enviados a un lugar seguro.

Entre los aldeanos desalojados temporalmente están Liu Guoxiang, de 60 años de edad, y su madre de 93 años de edad, quienes confían en regresar a salvo a su hogar en los próximos días, aunque el tifón número 10 ya se está formando, reseño Xinhua.

De acuerdo con la Agencia Meteorológica de la provincia de Fujian, el tifón 10 se ha formado y avanza hacia la costa centro y norte de la provincia, donde podría ingresar mañana lunes por la tarde, aún con los efectos de Nesat.

Autoridades de Protección Civil del gobierno central chino advirtieron la víspera sobre la presencia de lluvias torrenciales desde la tarde del sábado y hasta el próximo miércoles, debido al impacto de dos tifones, que podrían provocar lluvias de más de 500 milímetros en algunas zonas del sur.

La Administración Oceánica de China emitió el viernes la primera alerta naranja de este año, la segunda más grave de su sistema de cuatro niveles de alerta, por la presencia de enormes olas en la costa este por la llegada de Nesat.

Ante la inminente llegada del tifón, la Administración ordenó a los buques de las zonas afectadas regresar a los puertos, retirar a su personal y el cierre temporal de todas las instalaciones de ocio de las playas.

Según datos de la Oficina de Control de Inundaciones de Fujian, para las 17:00 horas locales, casi mil 300 barcos de pesca habían regresado a puertos, principalmente en la ciudad de Xiamen, donde naves de rescate y helicópteros ya están listos para atender a los posibles afectados.

 

 

Las intensas lluvias de Nesat y del tifón número 10 que ya se ha formado han provocado severas afectaciones al tráfico, interrupciones en los servicios de ferry y 129 trenes, así como la cancelación de 70 salidas y llegadas en el aeropuerto de Fuzhou.