compartir en:

Los usuarios chinos de la popular aplicación de telefonía WhatsApp están sufriendo problemas de acceso en los últimos días.

Lo anterior parece ser una nueva medida para endurecer la censura de cara a la celebración del congreso del Partido Comunista.

Desde la pasada semana, los servidores de la aplicación en este país detectaron bloqueos intermitentes, aunque en los últimos dos días el bloqueo parece permanente.

Se sospecha que el endurecimiento de la censura se debe a la proximidad del XIX Congreso del Partido Comunista, que comienza el próximo 18 de octubre y en el que se esperan cambios en la cúpula del régimen, aunque el presidente Xi Jinping continuará al frente del mismo.

El pasado mes de julio, los usuarios ya encontraron problemas a la hora de enviar fotos y videos a sus contactos, que algunos medios locales atribuyeron a una estrategia del Gobierno para perjudicar a WhatsApp en favor de su rival local, la aplicación WeChat, que colabora con la censura del país borrando mensajes o cuentas enteras con material político sensible.

Este mes, WeChat, el servicio de mensajería instantánea más popular en China, confirmó a sus usuarios que su nueva política de privacidad le hará guardar, almacenar o revelar los datos de sus clientes para cumplir las normas impuestas por el Gobierno.

La Administración del Ciberespacio de China (ACC) anunció diferentes normativas para endurecer su control en internet, donde a partir de octubre se obligará a verificar las identidades reales de los usuarios y aumentará el control sobre el contenido de los comentarios realizados en las redes sociales.

En los últimos meses, las autoridades chinas incrementaron las restricciones sobre qué noticias pueden elaborarse y distribuirse a través de internet.

Además, lanzó una campaña contra los servicios de VPN VPN (virtual protocol network), los programas informáticos que permiten pasar por encima del Great Firewall, y que permiten a los usuarios acceder a páginas extranjeras de internet censuradas por las autoridades.