compartir en:

En presencia de chicos y grandes y para disfrutar de un magno y alegre espectáculo de risas y carcajadas, se abrieron las puertas de la sala Manuel M. Ponce del Jardín Borda para la representación teatral de “La Risa Extraviada”.

Dirigida por Carlos Corona, esta graciosa historia muestra a un niño que al dormir, sueña con un vampiro que le roba la risa y cuando despierta, nota que todo es realidad y debe de ir en busca de sus carcajadas en  un viaje por  distintas partes del mundo, viviendo diversas situaciones con unos payasos, quienes  a través de sus chistes tratan de ayudarlo. 

Esta obra muestra a los presentes que la vida debe ser siempre divertida y especial, agradecer la cercanía y compañerismo de la gente y sobre todo, sonreír en cualquier situación. 

Por: Mariana García