Como cada fin de semana, chicos y grandes disfrutan de un entretenido día en el circuito para patinadores principiantes o profesionales, que solo desean practicar esta divertida actividad deportiva. 

Al ritmo de la música del DJ, los concurrentes pudieron hacer carreras a toda velocidad, practicar sus mejores piruetas, tener un momento romántico sobre ruedas y divertirse en grande utilizando sus mejores patines de cuatro ruedas. 

Y para un merecido descanso de tanta adrenalina, algunos comieron deliciosas pizzas, hamburguesas y papas a la francesa de la fuente de sodas con sus seres queridos, para reír de lo vivido en la pista.

Por: Alfredo Valdez
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...