compartir en:

Bakú.- La combatividad del piloto mexicano Sergio Pérez fue recompensada en el Circuito de Bakú, al conseguir su segundo pódium de esta temporada, después de alcanzar el tercer peldaño en la última vuelta, en una carrera que parecía complicada, tras la penalización en la clasificación.
El triunfo fue para el alemán Nico Rosberg, mientras que el teutón Sebastian Vettel llegó segundo en la primera edición del Gran Premio de Europa, que se celebró en Azerbaiyán.
“Checo” le puso empeño para componer un castigo, que en la clasificación bajó de la segunda a la séptima plaza en la grilla de partida, debido al cambio de caja que requirió su monoplaza tras un incidente en los últimos entrenamientos libres. El otro mexicano, Esteban Gutiérrez, sufrió todo el fin de semana en Bakú y ayer no fue diferente, nunca encontró un ritmo competitivo, lo que lo llevó a rodar toda la carrera fuera de los puntos para acabar 16, una posición detrás de la que largó.