Montreal.- El piloto mexicano Sergio Pérez concluyó en el lugar 13 del Gran Premio de Canadá, en la séptima fecha de la Fórmula 1.

Las complejidades del Circuito Gilles Villeneuve tuvieron consecuencias de inmediato con el choque entre el neozelandés Brendon Hartley (Toro Rosso) y el canadiense Lance Stroll (Williams) en la segunda curva, lo que provocó la aparición del Safety Car.

Si bien Checo había aguantado el décimo puesto de la parrilla de salida, tras la reanudación por el impacto, el mexicano fue tocado por el español Carlos Sainz (Renault) y perdió posiciones.

Por fortuna, tuvo el control de su monoplaza en la quinta vuelta, para continuar y de inmediato exigió bandera negra, revisión y sanción para el ibérico pues esa situación lo hizo colocarse en el décimo cuarto peldaño.

En la vuelta 10 el mexicano ingresó a los pits para utilizar llantas rojas, súper blandas, lo que lo hizo caer hasta el sitio 18.

Luego del análisis no hubo sanción para Sainz, hecho que molestaría más a Sergio Pérez, quien junto a su compañero del equipo Force India, el francés Esteban Ocon, estaban fuera de la zona de puntos en los primeros 20 giros.

Tras la mala táctica de la escudería india con tempraneras paradas en boxes, Sergio Pérez tuvo una tardía reacción, le costó rebasar a autos más lentos para alejarse de los primeros 10 puestos, en la vuelta 26, de las 70 pactadas, estaba en el lugar 14, al superar a Stoffel Vandoorne (McLaren), Marcus Ericsson (Sauber), Sergey Sirotkin (Williams) y Kevin Magnussen (Haas).

A 15 giros del final, Checo insistió, buscó cerrar con dignidad aunque la zona de puntos ya era difícil de alcanzar y su primera tarea era superar a Magnussen. Con poco por hacer rebasó al danés para conformarse con el sitio 13.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...