Después de tres meses sin tocar un volante de monoplaza de Fórmula 1, el piloto mexicano Sergio Pérez se mostró sonriente tras cumplir en la víspera con los primeros test de la pretemporada.

“Checo” Pérez entró por primera ocasión en acción en esta etapa de preparación en el Circuito de Barcelona y se ubicó en el octavo peldaño a borde del nuevo VJM11 de la escudería Force India.

“Después de tres meses fuera de la pista, siempre es un momento especial en el que sientes nuevamente el poder de un auto de F1. Realmente te hace sonreír”, manifestó el jalisciense.

El piloto tricolor lamentó que el clima en la Ciudad Condal impidió una mejor semana de preparación, pero confía que en la próxima ya pueda acercarse más a lo que pueda demostrar en el primer Gran Premio de Australia.

“Es una lástima que el clima haya sido tan pobre esta semana. Está limitado nuestro kilometraje e hizo las cosas un poco más difíciles. Creo que la próxima semana me dará una mejor idea de lo que podemos esperar cuando lleguemos a Melbourne", enfatizó en el portal oficial del equipo.

Pérez Mendoza cumplirá en este 2018 su octava Temporada de Fórmula 1 con Force India, luego de un inicio de trayectoria en el “Gran Circo” con Sauber en 2011, donde estuvo dos campañas y otra más en 2013 con McLaren para pasar desde 2014 con su actual equipo.

TAGS EN ESTA NOTA: