Silverstone.- El piloto mexicano Sergio Pérez aprovechó las circunstancias con las que se compitió en el Gran Premio de Gran Bretaña para escalar posiciones y llegar en sexto lugar.
Tras una carrera que inició con mucha agua y el coche de seguridad, Checo pudo sortear obstáculos cuando todos buscaron aprovechar las paradas en pits volviéndolos un caos, además las partes húmedas se convirtieron en trampas.
“Fue una carrera muy complicada en estas condiciones, mantener el auto en pista es un triunfo, ya si llegas al final es bueno en condiciones tan difíciles”, subrayó.
El mexicano logró subir desde el décimo puesto hasta el cuarto, sin embargo, la lucha ya en carrera fue difícil en el tú a tú con las escuderías de Red Bull y Ferrari, de manera que el sexto lugar es lo mejor.
Checo llega a 47 puntos y se pone a siete puntos del finlandés Valtteri Bottas, que tiene 54 y es séptimo.