compartir en:

Sao Paulo.- El piloto mexicano Sergio Pérez se siente satisfecho con el cuarto puesto que obtuvo el día de ayer en el Gran Premio de Brasil, pese haber perdido el podio en los últimos giros del carrera, pues no había ritmo para soportar el embate del holandés Max Verstappen.
El mexicano fue rebasado por el volante de la escudería de Red Bull, cuando estaba por caer la bandera a cuadros, pero aun así su balance positivo, pues a pesar de tantos incidentes con la pista mojada, pudo mantenerse en carrera y con un buen resultado dentro de la carrera.
“Max era muy competitivo, era el coche más rápido cuando me avisaron que había pasado al español Carlos Sainz y en la otra vuelta ya lo tenía detrás, con un ritmo más rápido y no podía hacer nada. Se nos fue el podio en el último momento, pero fue una gran carrera en condiciones en las que era muy fácil hacer un error.
“En el principio tuvo una mala largada, un despiste y le regalé la posición a Fernando Alonso, luego él tuvo un error y me lo regresó, pero hoy (ayer)esto era lo mejor que podíamos sacar, no era tan importante ser rápido, sino ir con cuidado para no tocar alguna pieza que dejaron los otros coches o patinar”, subrayó el mexicano.
Así Sergio Pérez, que inició esta carrera empatado en 85 puntos con Valtteri Bottas logra sacar 12 puntos de ventaja al llegar a 97, para quedarse séptimo, lo que es su mejor resultado en Fórmula 1, cuando falta solo una carrera para acabar la temporada.
NTX