Está rodeado por una majestuosa naturaleza, entre árboles como pinos, sabinos, flor de mayo y otros más, así como fuentes, prados y lindos recovecos que albergan las extraordinarias esculturas del artista Juan Francisco Rodríguez Montoya, mejor conocido como “Juan Soriano”, en un gran jardín que ocupa un enorme espacio que se fusiona con la arquitectura de la sede del museo, nominado con su nombre en su honor.

Fotos y texto: Luis Flores / DDM

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...