Equilibrada y feliz

Cuernavaca, Morelos.- Este día es especial para Claudia Anguiano Ramos, quien celebrará junto a sus dos hijos el privilegio de ser madre.
Con más 20 años de trayectoria en la abogacía y la docencia, Claudia asegura que no ha sido sencillo, pero ha logrado combinar a la perfección las dos profesiones con su papel de madre.
Ser madre y profesionista es complejo, porque los hijos son demandantes, pero por otro lado se siente contenta de hacer lo que le gusta, ha encontrado el equilibrio entre sus dos profesiones la abogacía y la docencia con el ser madre.
“Creo en la Ley y se que vivimos en un Estado de Derecho y a través de la docencia he podido mantenerme actualizada”, comentó.
Aseguró que no ha sido fácil, pero con constancia y, sobre todo con sus hijos como una de sus principales motivaciones ha logrado salir adelante, logrando desempeñar diversos cargos a lo largo de su trayectoria como defensora de oficio, agente del Ministerio Público, trabajo en el DIF, en ayuntamientos, en el Congreso del Estado, entre otros.
Recordó que le tocó comenzar su vida laboral en un época en donde culturalmente se creía que las mujeres deberían quedarse en casa, pero ello logró salir adelante sin descuidar a su familia.

"La maternidad no es ningún obstáculo, al contrario, es un excelente motivo y objetivo, para ayudar a la familia y a la sociedad”, Claudia Anguiano Ramos, abogada y docente”. Claudia, doctora

Por: Marcela García / [email protected]


Los hijos y la historia de una vida en el ALM

Cuernavaca, Morelos.- Desde las seis de la mañana y hasta las 19 horas, Angélica Griselda Delgado Ortega, comienza a trabajar en el mercado ‘Adolfo López Mateos’; todo el arduo trabajo que realiza desde hace 14 años, ha sido para ver en un futuro a sus tres hijos formados profesionalmente, no sólo en el ámbito educativo sino en su vida personal.
La celebración del Día de las Madres, para Angélica Griselda, tiene algo muy especial, pues recuerda aquellos años, cuando ella, le tocaba festejar a las mamás y abuelas del ALM.
“Para mí este día de festejo, es algo muy importante, porque tengo a mis hijos, mi pareja y familiares”, expresó la comerciante de pollo del Adolfo López Mateos, quien aseguró que su mayor satisfacción en la vida, sin duda, son sus tres hijos.
Cada año, que festeja el Día de las Madres, reflexiona y menciona: “mi mayor anhelo, es que mis hijos crezcan siendo hombres de bien y productivos, que formen su familia y su vida como buenos seres humanos”, expresó.

Por: CARLOS SOBERANES
[email protected]


Es doble la felicidad

Cuernavaca, Morelos.- Desde hace 30 años la señora  Claudia Suárez Escutia, se ha dedicado a la venta de flores al interior del mercado ‘Adolfo López Mateos’ de Cuernavaca, con ello ha podido llevar dinero a su casa y proveer de todo lo necesario a su familia.
Tiene dos hijos uno de 30 y otro de 28 años, a lo largo de estas tres décadas ha sabido combinar el trabajo, la educación y atención de sus hijos, pues gran parte del tiempo la pasaron con en ella negocio.
Cada 10 de mayo lo vive de manera distinta a las demás mujeres que también son madres de familia, ella tiene que trabajar para que las personas lleven alegría y un detalle a los hogares.
Contó que en esta fecha arriban decenas de hombres y mujeres en busca de un ramo o arreglo floral, lo que más vende son rosas, tulipanes, girasoles y casa blanca.
Le gusta su trabajo y siempre recibe a sus clientes con una sonrisa, pues dijo “las flores alegran el corazón”.   
Todos los días abre su florería ‘Angelita’ desde las 05:00 horas y cierra después de las 20:00 horas, cada año ya pasado el festejo del 10 mayo se reúne con su familia para comer o salir a algún sitio y festejar.

José Azcárate
[email protected]

 


La política y la maternidad

CUERNAVACA, MORELOS.- Margarita González Saravia, la actual secretaria de Turismo y Cultura, ya cumplió con la crianza de los hijos: tres hijos adultos, que iniciaron su vida independiente, pero eso no significa que su faceta de madre se haya agotado, sólo se transformó, para ser ahora, la vigía a la distancia, de ellos y de su desarrollo en lo individual.
“Procuramos estar juntos durante ocasiones especiales en el año, cuidarnos, y decirnos que nos queremos mucho, porque al fin y al cabo, en la vida, lo más importante es la familia”, señaló.
Formó una familia a la que tanto su pareja, como ella, llegaron con hijos procreados en anteriores relaciones; el nuevo núcleo familiar se consolidó con la hija de ambos, y así formaron una familia con “mis hijos, tus hijos, y los nuestros”, recordó entre risas.
A la distancia, y con la responsabilidad de conducir actualmente la política turística y cultural del Estado, Margarita dijo que lo que la puede marcar en adelante, en su rol de madre, es escuchar a sus hijos decirle que se sienten orgullosos de ella.

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ
[email protected]

 


El platillo de mamá

Cuernavaca, Morelos.- Durante la celebración del Día de las Madres algunos de los platillos que se acostumbran para los festejos es la pancita, pozole o el conejo adobado que se vende en los pasillos del mercado ‘Adolfo López Mateos’.
Mayra Reyna Morante, locataria de la segunda generación de comerciantes, desde hace 25 años, se dedica a la venta de comida. Cada año, celebra el Día de las Madres en su negocio.
En compañía de sus tres hijos, Yesenia, Florentino y Teresa, festeja este día tan especial para ella, pues es madre soltera y con el sudor de su frente, la tenacidad de seguir adelante ha dado sustento, educación y felicidad a sus hijos.
Hoy, Mayra Reyna Morante es abuela y confiesa que disfruta más a sus nietos, ya que cuando nacieron sus hijos, se dedicaba a la venta y destinaba poco tiempo para ellos.
La celebración del Día de las Madres, es una fecha para recordar y reflexionar, “mis hijos, y ahora mis nietos, son y serán siempre el motor de mi vida para seguir adelante, por eso, en este día, comparto mi trabajo con mis seres queridos.

"La celebración del Día de las Madres, es un festejo para recordar”. Mayra, banquetes

Por: CARLOS SOBERANES
[email protected]
 


El dolor de perder una hija

Cuernavaca, Morelos.- “Es muy difícil reponerse cuando se tiene la pérdida de un hijo o hija y en esta ocasión, yo perdí a una hija, espero que este en las manos de Dios y a él le pido me de las fuerzas para recuperarme de este terrible golpe”, es la historia de doña Benita Martínez Salgado de 71 años, ella es  madre de cinco hijos, dos hombres y tres mujeres, una de ellas ya no está entre nosotros, también es abuela de siete nietos, dice que su marido la dejo desde hace treinta años, pero con trabajo duro saco adelante a sus hijos.
Se tuvo que emplear en una fábrica de máscaras y por las noche en la costura; así pasaron los años y los hijos crecieron y se formaron profesionalmente; uno de ellos es ingeniero, dos son maestras y una es chef, y Benita está orgullosa de ellos.
“Hoy en día, por mi edad, ya solo vendo chucherías y a veces comida, para sostenerme sin molestar a mis hijos; vendo sobre la calle ‘Lidio Mancilla’, esquina con estado de Puebla, en la colonia Lázaro Cárdenas, sigo en la costura en mi casa también, y en este diez de Mayo, les digo a las mamás, que luchen por sus hijos con toda la fuerza y que piensen que primero son los hijos, después los hijos y al último los hijos”. Hoy Benita espera a sus hijos para que lleguen a festejarla.

Por: Luis Flores / [email protected]


El hogar y la salud

Cuernavaca, Morelos.- “El ser madre no implica el tener hijos y ya, sino el saberlos educar, saber promover el amor al prójimo y saber trabajar en equipo como la familia que somos; es una bendición de Dios el tener una familia de verdad”, es así como la Dra. Edith Ruth Arizmendi Jaime, Directora de la Facultad de Enfermería de la UAEM, describe lo que significa ser madre.
La Dra. Edith Arizmendi, nativa de la localidad de Huajintlán, Morelos, inició sus estudios en enfermería técnica, posteriormente trabajó en el Hospital ‘Centenario de la Revolución Mexicana’ ISSSTE, dónde decide tener a su primera hija y compaginar su guardia nocturna con la vida familiar, posteriormente continuó sus estudios como licenciada en administración y ahí decide ser madre por segunda vez, “Agradable encontrarme en esa incorporación de ser estudiante, mamá y trabajadora, siempre en pro de mejorar pero sin olvidar que la familia es lo más importante”.
Una de las etapas complicadas dentro de su vida fue cuando tuvo que alejarse de sus pequeños hijos por un año cuando decidió estudiar una maestría en Nuevo México, sin embargo es una mujer que siempre ha sabido desempeñar su profesión sin ninguna complicación y a la par mantener una familia unida y feliz.
“Cuando iniciamos una elección la iniciamos todos juntos; cuando nos suceden problemas familiares o personales de salud, estamos todos; tenemos una comunicación muy eficiente en donde ha radicado la importancia de la vida familiar”.
Ahora en su etapa como directora de la Facultad de Enfermería, platica que a pesar de ser un cargo muy absorbente en cuanto a tiempo, le permite también disfrutar de su familia, “Agradezco todo el apoyo de ser lo que soy, a mi madre Leonor y a mi familia, son únicos”, finalizó.

Por: Carmen Gil / [email protected]


Doble reto

Cuernavaca, Morelos.- Para muchas mujeres el ser madre y profesionista es un gran reto, una experiencia y virtud de saber balancear los espacios y momentos de sus hijos con la responsabilidad de cumplir para la sociedad, una pasión que desde los estudios se establecieron en el ámbito laboral.
Para Estela Correa, Directora General Adjunta de Fundación ‘Don Bosco’ y madre de dos hijos, Lara de 9 y Diego de 8 años, el ser mamá y representante de una institución que necesita mucho del trabajo en equipo, ha sido una experiencia imborrable.
“Para mí ser madre es como la posibilidad de pensar que el mundo tiene que ser mejor, hacer conciencia y tomar acción para hacer cosas que generen que los siguientes generaciones vivan mejor que nosotros”.
Licenciada en Comunicación y con maestría en Desarrollo Humano, Estela siempre ha trabajado en temas de educación y capacitación, se ha dedicado por vocación al  acompañamiento de las personas para su crecimiento y servir al desarrollo de la familia, es el premio a su trabajo y a su vida en familia.

Por: Mariana García / [email protected]


Trabajo y lucha por una mejor vida

Cuernavaca, Morelos.- La señora María Batalla Rodríguez es madre de familia de dos jóvenes, uno de 20 y una chica de 17 añosy todos los días sale a trabajar para llevar el sustento a su hogar.
Desde hace poco más de 10 años tomó la decisión de buscar un empleo, pues las necesidades económicas en su casa eran varias; aprendió a estar al tanto de su hijo y más de su hija, que tiene una discapacidad y requiere atención especial, sin embargo las ganas de salir adelante y darles un futuro mejor la ha impulsado.
Primero inició trabajando en una empresa de seguridad privada, pero apenas hace dos años se le presentó la oportunidad de  laborar  en el área de limpieza de la sede del Poder Ejecutivo.
Dice que al principio cuando dejaba a sus hijos para ir a trabajar era un poco difícil, pues regresaba y tenía que atender y ponerse al tanto de lo que sucedía en casa.
“Hay que combinar las actividades y sacar adelante a la familia, para todo estamos disponibles y me gusta mi trabajo, siempre he estado con la apertura de aprender nuevas cosas y aprovechando oportunidades” comentó.
Ahora tras varios años de trabajo se ha acoplado, consideró que están más estables, su hijo ha terminado la escuela y le ayuda a  cuidar a su hija en casa.
Este 10 de mayo lo celebrará con ellos, en su trabajo le darán el día y espera pasar un buen rato junto con su familia.

"Hay que combinar las actividades y sacar adelante a la familia, para todo estamos disponibles y me gusta mi trabajo”. María, empleada

Por: José Azcárate
[email protected]


La tecnología a favor

Cuernavaca, Morelos.- Rosy Vargas Escobedo, una madre de cuatro, nos cuenta su vida a través de los años, “Para mí los hijos son la vida y a la vez la máxima expresión de la naturaleza; en ellos perdura nuestra semilla de vida, es un milagro de por donde se le vea y pues a la vez es una enorme responsabilidad, el criarlos con valores”
“Sin embargo en el proceso enfrenta uno muchas adversidades, pues en ocasiones los hijos no nos escuchan y están más tiempo con sus aparatos electrónicos y también los amigos se vuelven más importantes en sus vidas, para mí eso es un error, pues quien mejor para dar un gran consejo de vida, que los propios padres”, para Rosy los celulares y computadoras,  son desventajas con los hijos, pero opina que hay que buscar la manera de actualizarnos y usar este avance a nuestro favor.

Por: Luis Flores / [email protected]