Efraín Sánchez y Alejandra Gallardo llevaron a su hijo, Efraín Alejandro a la Parroquia de la Sagrada Familia para que recibiera el primer sacramento de la iglesia católica. Acompañado por sus ahora padrinos, Tamara y Jesús Sánchez, Efraín Alejandro fue bendecido con el agua que cayó por su cabeza para recibir el bautismo, el sacramento más importante para convertirse en hijo de Dios.
Durante la celebración eucarística, papás y padrinos prometieron inculcar al niño los valores del amor y respeto y, a través de la luz del cirio bautismal, se comprometieron a guiarlo por el camino del bien, de la fe y la esperanza.
Para esta ocasión tan especial, Alejandra y Efraín eligieron un atuendo en color café y blanco para el pequeño. Al término de la misa, familiares y amigos de la familia Sánchez Gallardo se trasladaron a un bello jardín de la ciudad, para celebrar dicho acontecimiento.

Por: Mariana García
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA: