Cuernavaca, Morelos.- Ayer todos los comerciantes celebraron su día, pero en el “Adolfo López Mateos” todos dejaron atrás  los conflictos que les aquejan y se dispusieron a festejar junto con los consumidores con música, chinelos, regalos, comida, show de lucha libre y  un gran baile.
La fiesta estuvo en andenes, estacionamientos, en el área de las fondas y por los pasillos de la gran nave comercial que los chinelos recorrieron con el brinco que los caracteriza. La alegría envolvió a clientes y locatarios, quienes acompañados por niños no dejaban de bailar e invitaban a los clientes a sumarse a la celebración; algunos comercios compartían refrescos o productos como agradecimiento a la preferencia de las familias.
Don Lauro Flores Arizmendi,  de 76 años de edad, comerciante pionero del ALM con su puesto de verdura expresó: “Me da mucha alegría este festejo, pero yo celebro trabajando y me divierto viendo como pasan los chinelos por mi comercio y también me da risa ver a los que se visten de mujeres”.
Es padre de cinco, a quienes sacó adelante con este noble trabajo. Su dicho es consentir a sus clientes pues “gracias a ellos tenemos trabajo digno”.

Por: Luis Flores /  [email protected]