compartir en:

Cuernavaca, MORELOS.- Los ciudadanos no están conscientes de la problemática que ocasionan al abandonar un vehículo en la vía pública por más de 24 horas,  de tipo social, de seguridad y de salud, señaló José Huber Abarca Román, director general de la Policía Vial capitalina.
“Hemos estado en constantes operativos respecto a los vehículos que dejan abandonados, desafortunadamente jugamos al gato y al ratón con los ciudadanos, los apercibimos y los quitan por un tiempo y los vuelven a abandonar”, dijo.
Informó que a la fecha, la Dirección de la Policía Vial de la ciudad ha ingresado más de 40 vehículos al depósito oficial del municipio.
Refirió que los ciudadanos desconocen las consecuencias que trae el abandonarlos en la vía pública,  pero se convierten en foco de infección, se presta para delinquir y perjudican el tránsito vehicular.
Mencionó que el 10 por ciento de los ciudadanos deja su vehículo abandonado afuera de sus domicilios o en calles cercanas.
“Exhorto a los vecinos que están en esta situación a denunciarlos casos, debido a que la dependencia vial lleva un proceso a través de las denuncias ciudadanas”, expresó el jefe de Vialidad.
Abarca Román detalló que las sanciones económicas ascienden a los mil pesos por no mover sus vehículos por más de 24 horas.
Tras la denuncia, el elemento vial apercibe al propietario o dueño de la unidad para que la retire, y en caso de que haga caso omiso se procede a moverlo de las calles por medio de la grúa.
“Los ciudadanos tiene que apoyarnos y denunciar, y por el otro lado deben de hacer conciencia, porque dejar los vehículos en las calles por más de 24 horas también ha provocado problemas entre los mismos vecinos”, dijo.
Finalmente, explicó que el costo de la infracción es de 370 pesos, pero con el gasto que genera el uso de la grúa, ésta asciende a cerca de mil pesos por dejar su vehículo por más de 24 horas en la vía pública.

Queja. Vecinos de la colonia San Miguel Acapantzingo denuncian que esta camioneta, estacionada en calle Cástulo Villaseñor, entorpece el tránsito diario y de paso obstaculiza la entrada a la calle Monte Sinaí.

Por: Carlos Soberanes /  [email protected]