El viernes pasado, elementos de la Agencia de Investigación Criminal, de la Procuraduría General de la República (PGR), llevaron a cabo un cateo en la casa del hermano y la cuñada de Mónica García Villegas, dueña del colegio Rébsamen.

El plantel educativo se derrumbó durante el sismo del 19 de septiembre por lo que García Villegas es acusada por homicidio por dolo eventual y en su contra pesan dos órdenes de aprehensión.

Autoridades aseguraron que la diligencia tuvo la finalidad de localizar a la dueña del colegio y agregaron que este cateo fue parte de los mecanismos de colaboración con la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, que busca aprehender a la maestra.

 

Un juez federal especializado en la materia otorgó la petición del cateo, después de que la Procuraduría capitalina solicitara el apoyo de la PGR. Interpol México, por su parte, emitió una ficha azul para localizar a García Villegas.

El abogado de la dueña del plantel, Javier Coello Trejo, apuntó que elementos de la PGJ capitalina y la PGR que catearon la casa de Enrique de Jesús García, ubicada en el fraccionamiento San Francisco, en El Pedregal, no se identificaron y encañonaron a un joven de 15 años de edad.

 

“Tenemos el video del fraccionamiento San Francisco en donde a las 5:02 llegan a la entrada del fraccionamiento y entran ocho vehículos. En un video se ve claramente cómo baja el que iba manejando con chaleco de la Policía de Investigación y entran treinta y tantas gentes”, dijo Coello Trejo.

“Tocan, pero no esperan a que les abran y se meten, estas personas tienen una menor que tiene desgraciadamente el Síndrome de Down, a su hijo de 15 años lo encañonan, lo tiran al suelo, encierran a las mujeres en un cuarto, iba un fiscal, iba un Ministerio Público”, añadió.

 

Enrique de Jesús García aseguró que no se le mostró ningún documento que acreditara el cateo en su casa.

“Nadie nos dijo su nombre, lo que sí vi es que algunas chamarras decían PGR, otras PGJ, y se identificaron en la caseta algunos como de Interpol, pero nadie se identificó con nosotros, no dejaron grabar ni leer bien la hoja que traían”, dijo.

El litigante indicó que el mismo viernes presentaron una denuncia ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos, la Procuraduría de la Ciudad de México y la PGR.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...