Monterrey.- Un partido de veto al estadio de Rayados y una sanción económica al equipo de Monterrey aplicó la Comisión Disciplinaria de la Federación Mexicana de Futbol (FMF), por los hechos en el partido de vuelta de cuartos de final del Torneo Clausura 2017 de la Liga MX.

Durante y al final de dicho encuentro se dieron hechos de violencia en los que seguidores del cuadro de casa agredieron a aficionados de Tigres de la UANL, tanto en la tribuna, como en las rampas de salida.

Con esto, el conjunto regio no podrá ocupar su estadio en el primer partido que sea local durante el Torneo Apertura 2017.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...