compartir en:

Un taco acorazado casi acabó con la vida de un hombre, luego de que éste se atragantara al estar comiendo en un local del mercado Adolfo López Mateos.
“Estábamos comiendo tranquilos, de un momento a otro el señor comenzó a manotear y hacía señas que se estaba ahogando”, dijeron testigos.
“Tratamos de ayudarlo, pero luego de algunos segundos el señor cayó desvanecido al piso, en ese momento nos espantamos mucho, pensamos que se había muerto por que ya no se movía y no respiraba”, agregó una mujer.
Elementos de tránsito que se encontraban cerca llegaron al lugar y comenzaron a brindarle los primeros auxilios.