compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- En un recorrido Realizado por Diario de Morelos en las barrancas de Guacamayas, en la colonia el Polvorín, y Milpillas, en la Antonio Barona, se puede apreciar que los cauces se encuentra reducidos por las casas que se han edificado en sus orillas.
 A lo anterior hay que sumarle que la gente  vierte su drenaje a las aguas, aparte de la basura que arrastra a su paso la corriente, derivado de las precipitaciones que se han presentadao durante las últimas semanas.
Otro de los graves problemas que se pueden ver a primera vista es la gran cantidad de basura que se acumula a las orillas de los riachuelos; cabe mencionar que la basura orgánica, es decir hojas, ramas y troncos, piedras o tierra en desbordamientos, son suficientes para causar los taponamientos en los pequeños puentes por donde pasa la gente y autos convirtiendo estas áreas en zonas de riesgo.
En la avenida Estado de Puebla, donde cruza la barranca de Guacamayas un angosto puente y es paso obligado de trasporte público y particular, se han generado severas afectaciones por esta situación.
Por otra parte, la basura inorgánica, llámese PET, bolsas, vidrios u llantas son muy frecuentes atorados y deteniendo la corriente, a tal punto que  en algunas partes ya no pasa libremente y es allí donde se originan los desbordamientos, causando inundaciones en las casas aledañas al rio.
Por último, las autoridades de Protección Civil, tanto estatales como muicipales, han realizado un exhorto a los habitantes de estas zonas para que estén pendientes de los reportes climatológicos.

Programas de mejoramiento de cauces
Las autoridades estatales y municipales han puesto especial atención a la remediación de cauces para prevenir desbordamiento, atendiendo principalmente ríos.

Acciones
Como parte del programa de Protección a Centros de Población, en este año se desazolvaron, ampliaron y sobreelevaron márgenes de ríos y barrancas en 26.6 km de 25 puntos estratégicos.

Por:  Luis Flores /  [email protected]