Piquetazo… ¡Peligran 200 mil estudiantes..! Como consecuencia de los desvíos, saqueos, latrocinios, solapamiento, omisiones e impunidades que se han enseñoreado en distintos espacios del quehacer público, nuestras universidades oficiales por distintas partes del País no han quedado ajenas a estas perversidades… Entre las llamadas “universidades autónomas” que se encuentran enlistadas con severo quebrantamiento económico, están las de Colima, Nayarit, Michoacán, Morelos y Zacatecas, con doce o más indicadas como lavaderos de dinero… Desde luego que cada una de ellas tiene sus propias historias en cuanto a sus saqueadores y viven sus propios conflictos con relación a los trabajadores, que en ellas prestan sus servicios, junto con los miles de estudiantes que en cada una se abrevan… Pian pianito, los de la autoridad gubernamental han dejado hacer y han dejado pasar, con presuntos ánimos de que las universidades públicas que son responsabilidad económica del Gobierno Federal y de los estados, se les vayan cerrando los caminos para su sostenimiento financiero, bajo la razón de que su sustento ya no es posible, una vez que las autoridades de cada una de esas casas de estudio han buscado y conseguido con o sin permiso de los gobernantes y congresos de los estados respectivos, empréstitos bancarios que las mantienen en jaque, luego de que estos financiamientos con sus respectivos intereses quedaron fuera de las posibilidades pecuniarias de pago, por parte de las universidades enlistadas, de las cuales no están lejos de sumarse otras del País… Por lo que corresponde a la Universidad de Morelos, su quiebra económica es más que sabida, una vez que las últimas cinco administraciones se encargaron de meterla en el tobogán de sus penurias monetarias, no sólo por la mala administración sino por el saqueo en que incurrieron los responsables de los últimos 24 años… Puede decirse que hasta la administración de Carlos Celis Salazar, Fausto Gutiérrez Aragón y Alejandro Montalvo Pérez, las condiciones económicas de la Autónoma de Morelos eran saludables, gracias a los recursos proporcionados puntualmente por los del Gobierno de la República y los del Estado de Morelos… A partir de la Rectoría de Gerardo Ávila y en el tránsito de las correspondientes a René Santoveña, Fernando Bilbao, su relevo Víctor Manuel Mora Pérez y Alejandro Vera, las condiciones fueron desfavorables en cuanto a la administración de los recursos, que en la Rectoría de este último hicieron crisis, por el presunto saqueo sabido y conocido, mediante tretas y maniobras de carácter eminentemente político… Tan quebrantada económicamente está la Autónoma del Estado, que precisamente por estas cuestiones multireferidas de desvíos, saqueo y corrupción, Vera Jiménez, su Tesorero y quien sabe cuántos más, están no sólo indiciados, sino perseguidos por la Justicia frente a la cual, Vera fue sentado en el banquillo de los acusados siendo el Rector, que aún lo es por Derecho pero no de hecho, por haber abandonado su responsabilidad a fin de atender su defensa de carácter penal, frente a las manos tortuosas de la política metidas a fondo… Existe la esperanza de que con el rector electo Gustavo Urquiza, las relaciones quebrantadas entre la Universidad, el Gobierno Federal y el Gobierno del Estado, mediante el diálogo necesario puedan recuperarse para encontrar caminos que conduzcan a la consecución de recursos para cerrar el año 2017… Sin embargo, la verdad que nos duele y debe preocuparnos a quienes vivimos en Morelos, es que nuestra Universidad pública, la Autónoma del Estado está en severa crisis que pone en riesgo a 40 mil estudiantes y en desventaja a los académicos y trabajadores que en ella prestan sus servicios, para quienes se debe conseguir lo necesario a efecto de cumplir los compromisos que corresponden al término del año, y preparar los senderos del saneamiento económico inmediato para el 2018… Frente a esta circunstancia, Graco Ramírez el gobernante y Gustavo Urquiza, han hecho pronunciamientos, compromisos y cumplido acciones, que entre ambos deben elevarse ante el Gobierno Federal que preside Enrique Peña Nieto, a efecto de que la Universidad Autónoma de Morelos deje de estar en el listado negro de las universidades “lavadero” y quebradas del País… ¡Urquiza y Ramírez tienen la palabra!
¡Hasta mañana que será un día más..!

Por: Pablo Rubén Villalobos

[email protected]