Piquete… ¡Calambre..! Ya no es sólo en Morelos donde el rectorcito Alejandro Vera un día si y el otro también amenaza con el petate del muerto al Gobierno del Estado, desde donde los diputados le mandan tibias respuestas para convocarlo al diálogo, de lo cual se pitorrean VERA y compañía e incluso de los pronunciamientos y reclamos que al respecto les hace Graco el Gobernador, que sólo resultan vanos llamados frente a las petulancias y menosprecios de que lo hace objeto una vez sí y otra también el Rectorcito universitario, por lo cual sólo queda decir: ni modo, pareciera que Vera les tiene tomada la medida… Ahora, ya apareció la Auditoria Superior de la Federación -ASF-, Institución del Gobierno de la República que le ha enviado a la Universidad Autónoma del Estado de Morelos y como consecuencia a ese su titular Vera y a todos los que tengan que ver ahí con las cuestiones económicas por los recursos multimillonarios entregados y recibidos para el sustento de la Casa de Estudios, para que eviten desórdenes y provoquen opacidades en la Administración de los mismos, con indicaciones terminantes para que se abstengan de contratar servicios y empresas que no tengan los sustentos necesarios, para que puedan cumplir a su vez ante la propia Secretaria de Hacienda con sus obligaciones, comprobaciones y compromisos fiscales… Ante tales notificaciones, el mutismo de los presuntos responsables pareciera ser una estrategia, un descuido, un olvido, una irresponsabilidad o un me vale… Se habla hacia el interior de la Universidad por parte de las autoridades fiscales estatales y federales, de presuntas falsedades en que incurrieron los que tuvieron que atender, informar y dar respuesta sobre estos escabrosos temas de presuntos desvíos o abuso en el manejo de esos recursos y, como consecuencia, de presuntas acciones de corrupción… Hasta donde llegará el resorte de éste estira y afloja por lo del manejo de apoyos multimillonarios provenientes del Gobierno del Estado y del Gobierno Federal que ha tenido en sus manos la Autoridad Universitaria… Alejandro Vera  y sus ujieres tienen la palabra, salvo que crean que con más amenazas de marchas, manifestaciones y plantones van a poder controlar y callar al Gobierno de la Republica en sus áreas de fiscalización y hacendaria, como lo hicieron en Morelos con los del Poder Ejecutivo que representa Graco y los del Legislativo con sus 30 diputados… ¿La hará bien y buena la Secretaría de Hacienda frente a los de la UAEM y Vera..?
Post Data… ¡Abuelos..! El pasado 28 de agosto, de acuerdo con el calendario festivo se recordó el Día de los abuelos… Muchos de los abuelos y bisabuelos tuvieron algo o mucho que disfrutar, en tanto muchos más se la pasaron solos y olvidados, desafortunadamente… En los actuales tiempos, ser abuelas, bisabuelas o tatarabuelos -lo mesclamos así por razón a la equidad de género- es una circunstancia de vida que se debe entender con toda dignidad, pues ello, por razón lógica, sólo corresponde a algunos adultos y en su mayoría a los adultos mayores, ancianos y senectos, cuya razón repetimos, indudablemente que es la dignidad para serlo… Ello conlleva a reflexionar y recordar que gracias a la vida, llegar a esa condición es hermosa si se sabe envejecer con dignidad, lo cual hace recordar la larga jornada de trabajo que ha de llevar a los abuelos que laboraron 30 o más años para jubilarse con dignidad… Bien vale la pena recordar a los niños que ya razonan, junto con los púberes y jóvenes e incluso los treintañeros, que al llegar a esa etapa de vida de los abuelos, bisabuelas y tatarabuelos, es un honor que las nuevas generaciones deben aprender a respetar, ya que la juventud es una edad, a veces enfermedad, que pronto se acaba o se cura con el tiempo… Se debe recordar también que los jóvenes y los menores en su edad, si critican o maltratan a sus viejos, siembran presagios para su tiempo en longevidad, si es que la llegan a vivir… Por desgracia, no todos los de menor edad ni todos los jóvenes podran llegar a sentir la satisfacción de alcanzar la meta de la edad adulta mayor como senectos o viejos, dicho sea así sin afán peyorativo, para disfrutar con toda satisfacción y plenitud el don de ser llamados abuelos… Por la cuestión de la equidad de género, pónganle el femenino donde quieran y gusten a esta descripción… ¡Felicidades abuelas, abuelos, y las tatarabuelas..!
¡Hasta mañana que será un día más..!

 

Por: Pablo Rubén Villalobos /  [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...