Fiambre… ¡De tocho morocho..! Por los rumbos de Metepec a Toluca en el Edomex, por la desesperación del desabasto de gasolina o la costumbre de ser rateros, unos fulanos cometieron un robo sin precedentes… Si bien es cierto que los huachicoleros de Petróleos Mexicanos, entre ellos los funcionarios de “cuello blanco” cuyo Director importa un bledo, los del Sindicato que comanda Carlos Romero Deschamps, formaron las grandes pandillas para robar las gasolinas de esa Paraestatal, problema que ahora pretende frenar el presidente Andrés Manuel López Obrador y frente al cual, hay muchas dudas de que pueda lograrlo, en el marco de la escasez, que según los sesudos del Gobierno, “no es por desabasto”… En la realidad, 8, 10 o más estados se quedaron sin el energético, incluìda la Capital de la República… Ficticio o real el problema del desabasto, en los expendios el caos se dejó sentir y de inmediato las voces gubernamentales como siempre, negaron que esta realidad fuera por su culpa, para lo cual salieron a explicar lo inentendible para los consumidores, por lo que dijeron el propio López Obrador y la secretaria de Energía Rocío Nahle y el Director de Pemex… Desde luego, decenas de millones de los afectados no aceptaron tales excusas, pretextos o razones que esgrimieron, no sólo esos tres personajes, sino las decenas de representantes de diversas instalaciones de PEMEX, incluso algunos de los concesionarios de gasolinerìas, ya que la crisis llegó a grado de psicosis y pánico que prohijó el pandemónium por distintos lugares del País… De hecho, nada valió para los afectados la presunta disminución de precios de las gasolinas que pasó a ser una información sin interés, ya que la falta de tales productos indujo al surgimiento del “mercado negro” para los miles de urgidos por comprar lo que se pudiera, a precios de reventa que llegaron a rebasar hasta ¡los 30 y hasta 50 pesos por litro! por distintos rumbos… En Querétaro, los concesionarios solicitaron al Gobierno Federal el permiso para importar gasolina… En Morelos, aparecieron las empresas que anunciaron por radio y los medios cibernéticos, que no tenían problema de suministro de gasolina, porque la estaban importando; cuestión ésta en la que Gobierno del Estado, fundamentó su aseveración de que aquí no había escasez de ningún energético… Pero retornemos al Edomex… En el colmo de la psicosis y paranoia unidas, se diò el caso de un dúo de asaltantes, que bajaron de su vehículo para robarle la pequeña garrafa de gasolina ¡a un Fregado Tragafuegos..! ¡Ya ni la chi…! ¡Qué cab..! Que conste, esta falta de gasolinas verdadera o de mentira, también afectó el suministro y distribución de cientos de productos que no llegaron a su destino, incluso algunos se echaron a perder porque miles de transportes se quedaron varados… ¡Ahí se las dejamos a los del ínclito Gobierno de la República..! ¡Ojalá qué lo aseverado por el Presidente con relación a que no habrá aumento al precio de la gasolina, no vaya a ser cierto porque ya no hay gasolina..!

Tutti Frutti: El grupo de los 15 diputados confrontados con el Mandatario del Ejecutivo, por la inoperancia de 5 legisladores, y el engañador de tontos José Casas, quien no le funcionó ni sirvió para nada de bicho-bicho pues sólo dio paso para calentar más el pleito entre el Poder Ejecutivo y el Legislativo, en el momento ardiente de la aprobación del Presupuesto para el 2019, donde con los legisladores, como se dice popularmente, se dieron hasta con la cubeta por el presupuesto por más de 25 mil mdp que tiene el Estado para el 2019… Al mismo José, cuyo presupuesto asignado parecía dispendioso para su Oficina, le redujeron considerablemente lo que le habían asignado… Por este pleito tan sabroso del Ejecutivo, frente al Legislativo y entre los mismos diputados ¿qué es lo que sigue..? ¿Rosalina Mazani la titular de la Comisión de Hacienda de la Cámara, tiró la toalla..? ¿Y el bicho Casas que se lanzó contra ella seguirá impulsando más conflictos al Mandatario y a la propia Cámara de Diputados..? ¡Ahí se ven! ¡Hasta mañana que será un día más..!

 

Por: Pablo Rubén Villalobos

pablorubenvillalobosh@hotmail.com