Postal: ¡Linares y Gánem..! En el curso de la historia de Morelos,  particularmente en Cuernavaca, no son pocas las personas cuyos méritos deben ser inscritos en sus páginas e incluso en sitios especiales… Tal es el caso  del maestro  Ricardo Linares León y del doctor Jorge Gánem Guerra… Cada uno en su tiempo, bajo distintas circunstancias, cumplieron destacadas labores y, en el caso de Jorge Gánem, aún las cumple… Ello les ha permitido significarse para ganar el reconocimiento público… Hablemos de don Ricardo Linares (1865─1954)… Basta con hacer click a la computadora donde se localiza el nombre de este ilustre mazatepequense de lujo, para saber todas las vicisitudes de su vida, desde su emigración a Cuernavaca, su orfandad paterna, su inicio por la música que fue la pasión artística de su vida, sus años infantiles en que se convirtió en Jefe de Familia, su llegada a Cuernavaca, con su ingreso a los doce años como meritorio del Registro Civil, donde a los 17 alcanzó la condición de empleado y luego en 1899 el nombramiento como Secretario… Como maestro de música incursionó en la enseñanza como Director en la Escuela de Tlaltenango sin descuidar sus funciones en el Registro Civil donde en los tiempos revolucionarios tuvo el valor y la hidalguía con riesgo de ser asesinado, por defender el archivo que resguardaba los documentos vitales de esta dependencia, a grado de enterrarlos en grandes cajas que luego fueron llevadas a la Ciudad de México y, pasada la Revolución, devueltos a Cuernavaca para su ordenamiento y la continuidad de su protección… Ésa es sólo parte de la grandeza de Ricardo Linares León, quien recibió la Presea de Honor a quien Honor Merece, al ser declarado Hijo Predilecto y Benefactor de Cuernavaca, por todo lo cual, en 1952 el Cabildo que presidía don Luis Flores Sobral acordó imponer el nombre de Ricardo Linares León a dos pequeños tramos de Calle que se ubican, uno en la Colonia Carolina entre la Calle Centenario y la Avenida Álvaro Obregón al Sur de la Glorieta Felipe Carrillo Puerto, y el otro 300 metros al sur aproximadamente, entre las avenidas Obregón y Morelos, a la altura del Calvario… Don Ricardo murió en un accidente automovilístico… Hoy existe un Acuerdo del  Cabildo de Cuernavaca de la anterior administración,  para cambiarle el nombre a esta Calle en el primer tramo citado de apenas 60 metros, e imponer el nombre del doctor Jorge Gánem Guerra, quien indudablemente tiene todos los méritos como médico, maestro, luchador social desde sus tiempos de preparatoriano, cuando siendo dirigente estudiantil formó parte de quienes enfrentaron por circunstancias justificadas ─un asesinato─, al gobernante en turno Rodolfo López de Nava; defensor de distintos espacios de Cuernavaca e impulsor de su rescate y hechos de la historia, junto con el enorme acervo que tiene y guarda entre documentos, objetos, esculturas, pinturas y mucho más de carácter histórico, que sólo espera encontrar a la autoridad gubernamental, municipal o estatal con voluntad política para instaurar un museo, por lo cual Gánem Guerra, Soberano Gran Inspector de la Orden, Grado 33, lo cual le permite ser libre para participar en cualesquiera de los ritos de las logias masónicas, bien merece recibir un homenaje como el acordado por el Cabildo de esta Capital y con el cual nos hacemos solidarios, desde luego sin tocar el tramo del Calvario, ni las placas de Ricardo Linares que se encuentran en el tramo de la Colonia Carolina, como un registro histórico con respeto a don Ricardo Linares León.

Festejo: ¡Cumpleañero..! Cada año, el destacado jiutepequense  Isaac Moreno Vázquez nos invita a la Apertura del Hoyo de su sabrosa barbacoa, por motivo de su cumpleaños… el excelente anfitrión y amigo nos convoca junto con sus cercanos… Este sábado a las 14:45 horas es la cita…Dios mediante, ahí estaremos….¡Gracias Isaac y Felicidades! 

¡Hasta mañana que será un día más..!
 

Por: Pablo Rubén Villalobos / [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...