Pregunta Ingenua… ¿Pasarán los exámenes..? Sin querer queriendo, José Antonio Meade se autopropuso para ser sometido a los exámenes que mandó como reto a sus contrincantes Ricardo Anaya y Andrés Manuel López… Desde tierras campechanas, Meade Kuribreña demandó a López Obrador y Anaya Cortés, no sólo para someterse, sino poder pasar sus respectivos exámenes físico y mental… Entendemos que lo del malicioso examen físico, es para saber si están en condiciones de salud y de la resistencia necesaria para cumplir en principio la campaña y, si la democracia les alcanza, para poder tener condiciones adecuadas por el posible desempeño en la Presidencia de la República, donde desde luego se requiere casi casi la perfección de un estado físico orgánico, que no deje la menor duda de que al momento de los tiempos electorales estén fuera del alcance de algún daño, mal o enfermedad que desde luego, por ninguna circunstancia puede augurarse que no pueda cambiar en el curso de los meses o años subsecuentes… Nos parece que lo del examen físico, no sólo es necesario sino indispensable para la tranquilidad de cada uno de los tres y desde luego de los integrantes de sus correspondientes espacios políticos, así como de todos los mexicanos, pues no debemos olvidar en el caso particular de Andrés Manuel, que éste en forma mañosa o real, fue hospitalizado para ser atendido de un “presunto problema cardiovascular”, que a final de cuentas fue misteriosamente tratado y jamás se supo cuáles fueron los resultados, luego de que el enfermo Peje entrara y saliera por su propio pie del nosocomio donde fue internado y atendido, reconociendo recientemente que es hipertenso… Por cuánto al examen mental promovido por Meade, este piquete lleva su dosis de veneno y perversidad, pues su reclamo de que sea mental, requiere de diagnósticos, pronósticos y toda clase de medicamentos y hasta tratamientos con dictámenes médicos que garanticen y aseguren que los tres están normales en las facultades mentales de sus cabecitas… Es decir, que no padezcan ni tengan trastornos mentales de ninguna naturaleza que los postren o les prohíjen cambios conductuales de los cuales, puedan depender sus estados de ánimo, acciones y decisiones… No nos queda la menor duda de que esta parte de la propuesta de Meade, tuvo jiribilla con nombre y domicilio hacia los rumbos del de Morena, también contra Anaya y como bumerang, contra él mismo… De nuestra parte, agregaríamos que se hacen necesarios por lo menos otros dos tipos de exámenes para los tres, prácticamente candidatos… Sin duda alguna, agregamos otro examen, el toxsicológico, por aquello del posible consumo de drogas que incluso puedan estar bajo la sombra y protección, o no, de la receta médica correspondiente… Otro examen que sugerimos, es el de conciencia, por el comportamiento familiar y social, que sólo lo suyos y sus cercano pueden contestar, para saber cómo son en realidad en los espacios de su intimidad y convivencias, pues es ahí indudablemente donde todos, no sólo ellos, casi siempre nos comportamos como somos, bajo el influjo de las convivencias y las confianzas… Por cuánto a lo físico y mental, Ricardo Anaya de inmediato dijo que “él sí los pasa” y por lo tanto, no sabemos cuál sea la respuesta de Andrés Manuel, ni mucho menos la del propio José Antonio Meade Kuribreña… Más aún, por lo que corresponde a los otros dos exámenes, el toxsicológico, el de comportamiento intimo familiar y el social… ¿Cómo les iría a los tres..? ¡Resulta interesante saberlo..! ¿O no..? ¡Ahí se lo dejamos!

Por: Pablo Rubén Villalobos

[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...