Postal… ¡Mandos y movimientos..! Como buen montador que lo es para cuestiones del jaripeo y la charrería, el presidente del Partido Revolucionario Institucional en Morelos, el diputado Alberto Martínez González, seguramente coordinado y bien conciliado con el Comité Ejecutivo Nacional, extreman sus cuidados, mueven las figuras internas de la estructura directiva del PRI y lo poco que le queda como sectores, en ánimos de tener listos los preparativos para la selección de candidatos que se avecina, por la más que cercana contienda electoral del 2018… Algunos auguran que Maricela Velázquez Sánchez, pronto habrá de separarse de la dirigencia priísta del encargo que tiene como secretaria general, como consecuencia de sus aspiraciones más que sabidas para ser candidata por su Partido, para la Gubernatura del Estado, la Alcaldía de Cuernavaca o alguna otra posición electoral, pues debemos reconocer que ella tiene rentabilidad electoral para una contienda de esa naturaleza, con posibilidades de salir avante, siempre y cuando no cometa los mismos errores que en las pasadas elecciones del 2015; Maricela sabe de que hablamos… La pregunta inmediata es ¿quién para relevarla..? Desde luego que eso lo tienen que resolver por aquello de la equidad de género, los de ese Instituto Político que comanda Martínez González “La Pade”… Por si les hiciera falta para refrescar memorias, aquí dejamos algunos nombres de mujeres institucionales con el PRI, como: Lizbeth Hernández, Rosalina Mazarí, Cecilia López, Claudia Martínez, Laura Ocampo y Karla Jaramillo entre otras, con las cuales ese Partido puede fortalecer no sólo sus cuadros de dirigencia con el sexo femenino, sino las figuras con posibilidades electorales para participar en la contienda del año próximo…   Haciendo recuento de movimientos, mucho agradó entre los priístas la presencia y llegada a la dirigencia del PRI en Cuernavaca, del institucional Carlos Hernández Adán, cuyos desempeños en diversas responsabilidades del quehacer público-político, han sido ponderadas por el buen cumplimiento en esos encargos… Por este mismo movimiento de piezas en el ajedrez priísta, significada es la llegada de Mauricio Vega Chavaje, cuernavacense de cepa, hijo del general Gerardo Vega, quien fue Secretario de la Defensa Nacional, así como de la familia conocida como los Chavaje, de raigambre y respeto en nuestra comunidad; Vega Chavaje quien bien ha cumplido deberes, asumió la responsabilidad como dirigente de la Federación de Organicémonos Populares (CNOP) en Cuernavaca, designación que insistimos fortalece y oxigena con estos nuevos cuadros al anquilosado PRI de las figuras tradicionales, algunos de los cuales se enquistaron y maniobran para tratar de mantener el control y el comercio de las candidaturas en cada periodo electoral… Alberto, Carlos y Mauricio, son una nueva generación de verdaderos morelenses al frente de las estructuras relevantes del Revolucionario Institucional; gente hecha profesional y económicamente como consecuencia de sus empeños, trabajo y esfuerzos personales, que indudablemente también pueden servir con sentido institucional a las figuras relevantes de anteriores generaciones, como lo son Amado Orihuela Trejo, Jorge Meade Ocaranza, David Jiménez González, Guillermo del Valle Reyes, Jorge Morales Barud, o algunos otros u otras que anden en la búsqueda de las nominaciones para posiciones político-electorales o plurinominales, si es que se suman y se dejan de sentir los grandes e importantes, frente a  las nuevas condiciones del quehacer político, que reclaman las nuevas formas, los nuevos tiempos y las nuevas circunstancias, incluso inéditas, para las elecciones del 2018… Cabe referir qué, en ánimo de fortalecer al PRI en Morelos, ha llegado gente externa como Enrique Rueda, vinculado con Manlio Fabio, en ánimos de estar al pendiente del manejo de los recursos priístas en Morelos, así como Marcos Pineda Godoy, en apoyo a la vocería priísta… Son estos entre otros, algunos de los muchos nombres nuevos que mueve y recibe Alberto Martínez, con el ánimo propositivo de oxigenar al Revolucionario Institucional, si es que lo permiten las ambiciones de los anquilosados comportamientos tradicionales… ¿Lo permitirán quienes se creen ser los jefes de la sangre nueva, que ahora llegó a la dirigencia y las responsabilidades priístas, que hemos mencionado..? ¡Los de la mediana y vieja guardia, tienen la palabra..! ¡Y los nuevos también!  
¡Hasta mañana que será un día más..!

Por: Pablo Rubén Villalobos /  [email protected]