Puyazo… ¡Perredistas despavoridos..! En la secuencia de los meses, el Partido de la Revolución Democrática se ha visto abandonado por los despavoridos que de ahí se fueron para buscar otros blasones a fin de ser presuntamente postulados y triunfadores en los próximos procesos electorales, al amparo de cualesquiera partido que pueda ser su salvación política… La secuencia no solamente por los que huyeron sino por los acontecimientos vividos por perredistas significados, ha tenido continuidad y ha transcendido en los medios de información y de analistas políticos… Hagamos una revisión… En principio, Fidel Demédisis Hidalgo, el aún senador de la República por el Estado, en sus afanes de ser candidato para gobernador por el PRD, teniendo en contra a Graco optó por la graciosa huida, buscando los brazos nada cálidos de Andrés Manuel López Obrador, en aras de alcanzar los blasones del Movimiento de Renovación Nacional -Morena-, mismos que presuntamente no le será fácil obtener porque Rabin “parece ser el bueno”… Al paso de los meses, el primer perredista-gobernador Graco Ramírez, visitó Cuautla, y ahí, ante cientos de personas dejó entrever que una “mujer podría ser la candidata” para gobernadora de este Estado, luego de lo cual todos voltearon a ver a la más significada de esas latitudes, la diputada federal Lucia Meza… El tiempo siguió su marcha y en una visita inusitada por esos rumbos cuautlences apareció Guadalupe Acosta Naranjo, uno de los perredistas de la dirigencia nacional quien anunció como candidato para gobernador del Estado por ese partido, al alcalde cuautlence Raúl Tadeo Nava, quien más que pronto dio su respuesta tras advertir, que si no era candidato a gobernador buscará la reelección por la Presidencia Municipal de Cuautla… Siguieron las semanas y tras un convenido encuentro que se convirtió en desencuentro en conocido y lujoso restaurante de Polanco en la Ciudad de México, los llamados Chuchos -Zambrano y Navarrete-, formaron parte de la trilogía que complementó el también perredista Graco Ramírez, quien inusitadamente y con significativa inconformidad, se levantó de la mesa dejando entrever sus desacuerdos con los otros dos comensales lo cual se interpretó como una falta de conciliación con las aspiraciones del Mandatario morelense, por lo correspondiente a su sucesor y otras posiciones político-electorales en este Estado… En tal secuencia, la penúltima gota perredista derramada, pues quien sabe cuántas más vendrán, estuvo en la lectura y boca de la referida Lucia Meza, quien simplemente salió a los medios para anunciar su separación irrevocable del partido que la llevó a una curul como Legisladora Federal, dejando entrever que ella seguirá su lucha y búsqueda por otra posición política de su interés, lo cual de inmediato se interpretó en el sentido de que habrá de buscar, si no es que ya tiene amarrados sus lazos, con el Partido Morena, a efecto de que Andrés Manuel le permita ser Candidata a Senadora por el Estado de Morelos… En el marco de todo esto, las expectativas del PRD siguen pendientes hasta no saber si el Frente Amplio podrá cumplirse en nuestra entidad y como consecuencia de ello, que tanto los amarillos como los blanquiazules del Partido Acción Nacional con quien se supone que será esta alianza, decidan quién será su candidato a la gubernatura, bien sea el presidente perredista Rodrigo Gayosso quien prácticamente ha recorrido toda la entidad, o el legislado federal del PAN, Javier Bolaños Aguilar, quien desde su posición como presidente y vicepresidente de la Cámara Baja, ha dejado entrever sus intenciones para lograr tal candidatura, a sabiendas ambos personajes, que por sus respectivos partidos políticos parecieran tenerla amarrada, no así por quien pueda serlo por el presunto Frente Amplio, si es que se da la alianza entre azules y amarillos… Respecto a este último punto, la moneda está en el aire, en tanto que por los otros que se fueron del PRD, un hecho, sin ser perogrullada, es que ya no están con el del sol azteca los que se fueron, como también lo son los desacuerdos cupulares ya citados, aunque en política nada es cierto hasta que se realiza, y aún así es posible que los tejedores y maniobreros políticos arreglen o desarreglen lo que parecía arreglado o desarreglado… ¡Así son ellos..! ¡Cosas veredes perredistas y otros istas de Morelos..!
¡Hasta mañana que será un día más..!

Por: Pablo Rubén Villalobos /  [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...