compartir en:

Puyazo… ¡Parálisis legislativa..! Durante aproximadamente 48 horas quedo paralizado el Congreso de la Unión… Las respectivas cámaras que conforman el Poder Legislativo que es una de las tres estructuras del Gobierno de la República, tuvieron sus zipizapes por disputas de espacios representativos relevantes que motivaron sus confrontaciones, ello trajo como consecuencia adjetivaciones que quedaran para la historia, como lo de traidores, corruptos, fracasados, convenencieros y otras “lindezas” por el estilo que se dijeron entre esos legisladores federales por la nominación del Presidente temporal de la Cámara Alta… Los senadores enseñaron el cobre, pues perdieron los principios, ideales, lealtades y la institucionalidad partidista, para actuar sólo bajo el marco de las conveniencias, de las cuales surgió ungido como presidente del Senado el panista Ernesto Cordero, apoyado por sólo cuatro de sus compañeros de partido, respaldados a su vez por los priístas, perredistas, verde-ecologistas, panalistas y otros istas que les comieron el mandado a los del PAN… Las tortuosidades que se dieron para esta elección, provocaron tormenta al interior del Recinto Legislativo que dejó ver la cuarteadura entre los del Partido Acción Nacional encabezados por Ricardo Anaya, quien sin ser senador sino sólo dirigente del PAN, junto a los otros treinta y tantos senadores panistas, no les quedó de otra más que aceptar a Cordero como dirigente del Senado, prácticamente al servicio de todos los contrarios del PAN, por lo cual futboleramente hablando, el marcador quedó uno a cero… Ricardo Anaya tuvo que aguantar y tragarse todos los señalamientos de corrupción que contra él y su familia aparecieron en esos días, por el enriquecimiento inexplicable que le fue imputado y tras tal encuerda; por más que quiso aclarar no logró convencer a nadie con sus explicaciones, por la inexplicable riqueza imputada a él y a los suyos… ¡La vapuleada fue de pronóstico pero parece que no lo melló..! Después vino lo de la Cámara de diputados federales, donde los panistas prácticamente encontraron el desquite para impedir que el alfil de Enrique Peña Nieto, el actual procurador Raúl Cervantes, que pretendía fuera ungido Fiscal de la República por los próximos nueve años, no fructifico, pues no sólo los panistas sino personajes de la vida nacional y organizaciones diversas se lanzaron contra el dedazo del señor (Presidente), cuya encomienda estaba en los terrenos diputadiles del Partido Revolucionario Institucional que comanda Emilio Gamboa Patrón, quien no pudo sostener tal iniciativa presidencial, a favor de Cervantes quien de pasó se llevó tremenda encuerada por “riqueza inexplicable” que lo dejó fuera de la jugada; esto se dio en el Estado de Morelos, donde amablemente las autoridades de tránsito local del Gobierno del Estado a cargo de Graco Ramírez, sacaron a relucir el registro con emplacamiento y tarjeta de circulación de un Ferrari a nombre de Ricardo Cervantes, domiciliado en esta entidad por rumbos de Xochitepec, en un departamento de interés social prácticamente abandonado y de lo cual, para evitarse responsabilidades el Procurador General de la República culpó a la empresa que le vendió el Ferrari por más de 3 mdp… Las preguntas surgieron de inmediato para saber si sus ingresos como funcionario le alcanzan para eso, lo cual dejó entrever la presunción de corrupción por enriquecimiento inexplicable… Por esta cuestión y las presiones políticas de los panista, a quienes se les sumaron los de otros partidos políticos contra los priístas, se perdió la iniciativa presidencial para favorecer a su fraterno candidato a la Fiscalía General de la República y, como consecuencia, poder tener garantizada su tranquilidad frente a toda investigación, presunción o persecución de que puedan ser objeto algunos de los hoy intocables todopoderosos de los gobiernos de este País… La maroma que dio este asunto, fue maniobrada por el pastor Emilio Gamboa y César Camacho, para tratar de hacer aparecer como equivocados a los panistas, quienes ni tardos ni perezosos lo cacarearon y ante la opinión pública se dio como un triunfo del PAN junto con los otros opositores del gobierno priísta, con lo cual empataron el marcador uno a uno, entre priístas y panistas… ¿Qué seguirá en este show teatral y circense de la política legislativa a la mexicana..?
¡Hasta mañana que será un día más..!

Por: Pablo Rubén Villalobos

[email protected]