compartir en:

Piquetazo… ¡Ya nos Cargó..! Ni modo, luego de la debacle en que se debate y hunde Petróleos Mexicanos, que ha dejado de serlo para convertirse en “Petróleos y Asociados”, siendo como lo es Pemex uno de los bastiones de la economía nacional que ahora se ha convertido en una carga, seremos los mexicanos consumidores quienes tendremos que pagar las turbiedades que hundieron a esa paraestatal… Apenas al principio del año que está por terminar, las voces de Enrique Peña Nieto, José Antonio Meade y las del titular de Pemex, se dejaron escuchar por distintos senderos, para tratar de hacernos creer que no iba a haber durante el 2016, más aumentos a gas, gasolina y diésel… Todo ello quedó en simple falacia, mito, faramalla, mentira o demagogia, para que lo creyeran los incautos… Hoy desde la Presidencia de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados Federal, el legislador por Morelos Javier Bolaños Aguilar ha lanzado sus petardos contra Pemex y los demagogos de aquellas falacias que nos tienen acogotados a todos los mexicanos, consumamos o no energéticos para nuestros vehículos, negocios u hogares, ya que los aumentos en cuestión continuarán y en cascada, según lo deja entrever Bolaños Aguilar… Así pues, los paganos de todos los errores y corruptelas cometidos contra Pemex, tendremos que ser los mexicanos por los aumentos que se han dado, vienen y vendrán, ya que es la única forma como el Gobierno de la Repúblico que encabeza Peña, pueda recuperar en parte lo de que con Pemex se perdió, a efecto de que en la cuestión presupuestal les salgan bien las cuentas a Enrique y José Antonio, por el reparto que tendrán que hacer para todos los espacios públicos del País… ¡Ni modo, a aguantar a vara..!
Pregunta Ingenua… ¡De Diputados..! Una vez que se fue Pancho a su rancho o sea, que Francisco Moreno Merino abandonó la Cámara de Diputados, las féminas que ahí se empoderaron junto con los masculinos que representan las individualidades o fracciones políticas que integran la actual legislatura del Gobierno del Estado, por necesidad u obligados por las circunstancias o aprovechando la oportunidad, se han visto en la necesidad de dar la cara luego de quedar al descubierto todas las tortuosidades que por abusos en el manejo de recursos humanos o de los recursos económicos, que fueron la practica más corriente que común, durante la estadía del no permitidor Moreno Merino, encargado de la presidencia de la Mesa Directiva de ese poder gubernamental morelense, fueron encuerados en cuanto se fue Pancho… Pronto aparecieron los problemas económicos con una cantidad publicada por 500 mdp, así como lo de los trabajadores que prácticamente, si hacer nada ahí, sólo están para cobrar sus quincenas; son los clásicos aviadores que ni siquiera se aparecen el día de la quincena y  a quienes puntualmente se les cubren y hasta se les llevan a casa sus sueldazos… Por las cuestiones económicas, la nueva presidente de la Directiva habló “con sentido muy técnico” por la necesidad de una “reingeniería económica o financiera” para el manejo de los recursos del Congreso… Se habló de la necesidad de despidos con liquidaciones, a fin de evitar las demandas laborales como consecuencia de que muchas de ellas, que actualmente ya son sentencias por sus laudos respectivos, tienen en quebranto a la Legislatura… Hoy entre los diputados surge una propuesta que a la mayoría inquieta, por aquello de la necesidad de reducir los sueldos que cada uno de ellos y sus funcionarios de confianza, lo cual afuera suena a chascarrillo… Por ello la pregunta nada ingenua… ¿De verdad  las diputadas y los diputados con su gente de confianza como funcionarios, estarán dispuestos en adelgazar la nómina como consecuencia del quebranto en que se encuentra el Congreso del Estado por los abusos cometidos, y de los cuales muchos de ellos son corresponsables..? ¡Ahí la dejamos, pues por lo pronto en “la danza de los millones”, todo parece indicar que para ello también va para adelante, más por capricho que por razón, la construcción del nuevo recinto camaral que en lo obscurito, parece que se construye por cuestiones de conveniencia en lugar inadecuado, sin darle cuentas a nadie, de cómo va la obra, ni mucho menos el gasto innecesario de dineros..! ¡El País está en crisis financiera..! Morelos es parte del País… ¿Qué no lo entenderán así los diputados y sus “contlapaches” de enfrente..?   
¡Hasta mañana que será un día más..!

Por: Pablo Rubén Villalobos / [email protected]