compartir en:

Capsulazo…¡Huelga…Huelga..! Así se escucharon los gritos de los trabajadores de Nissan recientemente, cuando encabezados por sus dirigentes, como consecuencia de que no lograron acuerdos favorables con representantes empresariales, sólo buscaron el camino del cierre de las puertas de la Empresa mediante la colocación  de las banderas rojinegras, sus pancartas, carteles y letreros de todo tipo, contra la Factoría y sus dueños anónimos…A finales de su sexenio, Emilio Riva Palacio Morales (1964-1970) logró traer capitales, empresarios e industrias diversas con las cuales arrancó la Ciudad Industrial del Valle de Cuernavaca-CIVAC-; ello convirtió al Estado de Morelos en un espacio generador de empleos por miles, mismos que se convirtieron en una gran solución para los problemas sociales del tiempo, incluyendo la inseguridad…En el siguiente sexenio, el de Felipe Rivera Crespo (1970-1976), desde la Catedral de Cuernavaca y todos sus templos en el Estado, el obispo en turno Sergio Méndez Araseo promovió desde los pulpitos la llamada Teoría de la Liberación, mediante la cual entre otros, los dirigentes sindicales fueron convocados y atraídos por el Clérigo en ánimo de promoverlos para reclamar mejores condiciones laborales, ello trajo consecuencias contra las industrias instaladas en CIVAC, que primero trataron de encontrar solución…Unas pudieron mantenerse productivas, otras cerraron sus puertas y algunas más emigraron de Morelos…No fueron pocas las empresas afectadas ni los empresarios, quienes con sus capitales buscaron otros destinos donde tuvieran mayores y mejores garantías para funcionar, producir,  generar empleos y ganancias…Tal es el caso precisamente de la empresa Nissan Mexicana, que en aquel entonces cada año se vio amenazada y vivió el estallamiento de huelgas…Los empresarios buscaron otro destino…Sabemos todos que lo encontraron en Aguascalientes, donde la fábrica Nissan no sólo creció sino que alcanzó éxito nacional e internacional, por la inmensa producción de vehículos que se esparcieron por el País y fueron a otros mercados tanto de América como de otros Continentes hoy es un emporio…La empresa Nissan de Civac no cerró sus puertas, pero tampoco creció…Por el contario, vio disminuida considerablemte las inversiones, sus fuentes de trabajo y su producción…¿Qué sigue ahora señores Empresarios, dirigentes y trabajadores..?¡Morelos no es precisamente un Paraíso de inversiones en estos tiempos, aunque nos cuenten lo contrario..! ¡Cuidado!
Piquete… ¡Rectorcito…! Una más de Alejandro Vera  responsable de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, es haber autorizado a sus ugieres que exijan al Congreso del Estado se le entreguen a la UAEM los recursos en forma directa, sin la mediación del Gobierno… el Rectorcito, bajo la razón o el pretexto de la Autonomía Universitaria, hace creer a quienes se dejen que la UAEM es un Estado dentro del Estado… el Rectorcito no debe olvidar que el Legislativo sólo legisla y que el Ejecutivo, es quien ejecuta lo legislado, por lo cual, habiendo leyes como las hay para el manejo de los recursos financieros de la Casa de Estudios, no hay de otra más que atenerse a los ordenamientos jurídicos existentes… Los suplanucas a lo Sicilia de Vera, deben de evitarle calenturas y hacer a un lado sus ambiciones…¿Se dejará Vera..? ¡Todo parece indicar que no, pues lo tienen medido en sus ambiciones e intereses..!   
Puyazo…¿Y la excomunión..?¡Gracias a Dios..! Y al santo Papa Francisco, los matrimoniados -así se dice, no casados-ya no están en pecado mortal luego de que se divorciaron civilmente y por lo tanto, como sus cuerpos ya no viven, conviven, duermen ni están juntos, ya no serán motivo de la excomunión y más pronto que ya, nada más que lo soliciten y tramiten directamente en sus diócesis, tendrán todo el Derecho del perdón Divino para seguir siendo católicos, si es que los curas locales no burocratizan sus trámites para el divorcio religioso…Y que conste, muchos separados o divorciados por lo Civil ya ni se acuerdan de la boda religiosa...¡De la que me salvé, gracias al Papa Francisco..!
¡Hasta mañana que será un día más..!
 

Por: Pablo Rubén Villalobos  /  [email protected]