Mensaje… ¡Aguas..! Una bestia herida, es peligrosa… Y si tiene cachorros y hembras que cuidar, puede ser peor… Cuidado, pues en política es lo mismo y pareciera que por los rumbos de Morelos tenemos una, en esas condiciones.
Puyazo… ¡Explosiones, Corrupción..! Lo ocurrido repetidamente en los últimos 10 años en el poblado de Tultepec, Estado de México, es consecuencia de la simulación, omisión y corrupción que son el cobijo bajo los cuales se cumplen las vendimias millonarias por toneladas de detonantes y no de millones de pesos sino millones  de dólares que ahí llegan y también se reparten por todo el País… No es la primera vez que ocurre una explosión por manejo de pólvora en esa población, cuyos habitantes en efecto viven de la elaboración de tales productos bajo la vigilancia y protocolos que establece la Secretaria de la Defensa Nacional… Sin embargo, rascándole un poquito al tema de los detonantes que en esta ocasión en Tultepec dejaron  casi 40 muertos  más de 60 heridos,   muchos desaparecidos y restos de cuerpos destrozados,  junto con los daños causados a decenas de vehículos y construcciones, es por las mercancías explosivas que ahí se venden y  también se expenden en prácticamente todos los lugares permitidos y no permitidos del País,  como  son  los mercados, centros de abasto, tianguis, tiendas, tienditas y tiendotas… Todo ello proviene del tráfico traído por miles de toneladas en barcos desde China, que es la proveedora de detonantes luces, cohetones y bombas para el mercado mundial… De hecho, no hay ciudad, pueblo o barrio donde a los espacios comerciales referidos no  lleguen los explosivos chinos para su venta, los cuales están al alcance de niños, jóvenes y adultos… Vamos, hasta los de los gobiernos municipales estatales y el federal,  para sus festejos le entran a la compra de esa mercancía explosiva china, para darles esplendor y estruendo a sus festejos… Repetimos, pueblos como Tultepec se multirepiten como productores de cohetes, buscapiés, lucecitas, cohetones y palomas de distinto calibre,   como parte de los rituales para  todas las fiestas lugareñas, al igual que en los eventos públicos y sociales como lo son aniversarios, cumpleaños, matrimonios y muchos otros más como los que se hacen para despedir a los difuntos… Es cierto, en nuestro País para oficializar la producción de determinados detonantes la Secretaria de la Defensa Nacional es la que otorga las autorizaciones con los protocolos correspondientes para el manejo de la pólvora y los otros materiales que se requieren para su elaboración… Sin embargo, fuera de ello a  los puertos del País los barcos llegan cargados  con miles de toneladas que pronto son trasladados por vía terrestre a través de cadenas criminales de distribución clandestina,  a los centros  de consumo, ante la ceguera simulada y prohijada por la corrupción de la Secretaria de Comercio, de las aduanas, de la Secretaria de Gobernación, de la PROFECO, de los de Protección Civil Nacional, estatales, municipales y de quien sabe cuántos más, que en este tema tienen culpas por sus irresponsabilidades convenencieras no cumplidas… En Morelos tenemos pueblos productores de detonantes presuntamente controlados oficialmente,  pero de hecho en todos sus espacios de venta los productos chinos metidos  de contrabando rebasan todo lo que ellos puedan producir y ofrecer… Basta con darse una vueltecita por los mercados donde se fabrican y  expenden por rumbos de nuestros llamados “pueblos coheteros”, como los son entre otros Temixco, Cuentepec, Xoxocotla, Coatetelco y quien sabe cuántos más, para darnos cuenta como los de la oficialidad y los productores de esos pueblos, fingen que cumplen, al amparo de la simulación que prohíja el dinero… No importa cuantos más tultepecs con muertos, heridos y desaparecidos haya,  como consecuencia de las macro conflagraciones y explosiones, mientras la corrupción prohíje los cierres de ojos y oídos por los bolsillos y alforjas que se abren para recibir las pingües ganancias que ganan los detallistas y las multimillonarias en dólares que reciben los de la autoridad y los traficantes de la piratería y el contrabando de las lucecitas, cohetes y los otros explosivos… ¡Ahí se las dejamos..!    
¡Hasta mañana que será un día más..!

Por: Pablo Rubén Villalobos / [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...