Puyazo… ¡Saqueo, robo y corrupción..! Hagan lo que hagan, digan lo que digan, declaren lo que declaren los de la SEIDO y la PGR, con todo y las órdenes judiciales que hayan o no logrado por “cuestiones de procedimiento”, no pensadas, razonadas, programadas y mucho menos cumplidas, lo de la apertura violenta de cajas de seguridad en una Institución Privada de Cancún, Quintana Roo, prestadora de este tipo de servicios, jiede a saqueo, robo y corrupción… Extrañamente, en forma anticipada, ninguno de los más de 1,500 usuarios de esas “cajas de seguridad” fue advertido en tiempo y forma, del proceso de revisión que presuntamente autorizó un Juez, que parece no ser cierto del todo, para que se abrieran dichas cajas, lo cual se realizó sin la presencia de sus propietarios o posesionarios… Luego de ello solamente 703 se presentaron a reclamar lo suyo y como consecuencia, casi 800 presuntamente quedaron en evidencia por los contenidos que tenían tales gavetas, cuyo destino sólo los de la SEIDO y la PGR saben a dónde o a manos de quien fueron a parar… Por todo lo que hayan podido suponer los de tales dependencias, a final de cuentas entre tiros y troyanos, ahí pagaron verdaderos inocentes frente a presuntos o reales culpables, pues cientos de los primeros en esas cajas guardaron lo que consideraban su patrimonio, la gran mayoría para sus tiempos de longevidad e incluso, por lo que se supo en algunos casos, por cuestiones de sus enfermedades… Luego de esta acción, “justificada por esos de la Ley, el Derecho y la Justicia”, el solapamiento oficial en contuberio de dependencias quedó a la vista y para el conocimiento de todos, por cuánto a como se puede en México perder los patrimonios…

Por lo tanto será inútil a final de cuentas cualesquiera reclamo, ya que la protección con impunidad cuenta con la exigencia aplicada a todos los afectados reclamantes para que “comprueben con documento, lo relacionado a sus posesiones y propiedades”, lo cual incluye dinero en efectivo, tanto en moneda nacional como extranjera, joyas, piedras preciosas engarzadas o no, relojes y quien sabe cuánto más por el estilo, junto con documentos de bienes, posesiones y propiedades…

Tales exigencias son para todos los que hayan tenido alguna de esas cajas de inseguridad, ahora prácticamente inexistentes, a fin de proteger lo suyo, justificado en los casos de los bienes lícitos hoy con gran preocupación todo lo que hayan obtenido y guardado en esas gavetas, cuya procedencia tenga como origen lo correcto en el mareo de la Ley… De los otros mejor ni hablamos… Por eso ahora, a correr, y vámonos con todo lo que tengan en los bancos o casas de servicios que renten este tipo de cajas, que ahora son de inseguridad a lo largo y ancho de País donde se puede repetir cualesquiera acción que en forma justificada, tras sesudas investigaciones, tengan como conclusión los señores representantes de la Ley, incorporados en la SEIDO, la PGR u otro tipo de instancias gubernamentales que estén listas para acciones de esta naturaleza… ¡Ni modo, cuantos patrimonios perdidos o semi perdidos por parte de quienes lo lograron en el marco de la legalidad..! ¡De los otros repetimos, mejor ni hablar..! Pero reiteramos y referimos, cuánto bien le hubiera hecho a la SEIDO, a la PGR y al ínclito Gobierno de la República, hacer un llamado a los posesionarios de esas cajas de seguridad antes de ser violentadas, para que tuvieran la oportunidad de demostrar que sus contenidos eran el patrimonio logrado en parte o a lo largo de una vida de trabajo… ¡No se le puede pedir peras al olmo! Por eso lo de Cancún… ¡Apesta!
Gotero… Cuentan los que saben, que el discreto y trascendente priísta David Jiménez González, magistrado de la Sala Regional del Tribunal Federal de Justicia Fiscal, recibió la significada Presea Tepantlato, de manos de Enrique González, rector del Antiguo Instituto Nacional de Investigaciones Jurídicas, por lo mucho que ha realizado a lo largo de casi sesenta años en el cumplimiento de responsabilidades político administrativas, tanto en los espacios gubernamentales de Morelos como en el Gobierno de la República, donde cumplió como diputado federal, senador y otros relevantes puestos en distintas dependencias… Estaremos al pendiente de lo que sabe y habrá de expresar David Jiménez… ¡Saludos!
¡Hasta mañana que será un día más..!

Por: Pablo Rubén Villalobos /  [email protected]