Postdata… ¡Ojo observador..! Para los acuciosos que saben ver con precisión las proyecciones, los videos y las fotografías que transitan por los medios cibernéticos, televisivos y gráficos, saben perfectamente que una foto como se expresa en el argot de los comunicadores, dice más que mil palabras… Tal es el caso de la fotografía que el pasado jueves 14 de diciembre publicó DdeM, luego de la Reunión de la Conferencia Nacional de Gobernadores –CONAGO–, donde aparecen curiosamente, no Enrique Peña Nieto el presidente de la República al centro, sino al extremo derecho, en tanto que a su derecha vistos en orden hacia la izquierda, están presentes bajo los blasones nacional y de algunos escudos de estados, Miguel Ángel Mancera, el gobernador de la Ciudad de México, bajo la egida de la Bandera Mexicana; luego Miguel Ángel Osorio Chong, el secretario de Gobernación y en tercer término Graco Ramírez, el gobernador de Morelos… La foto no tendría mayor importancia si no fuera porque los tres sentados en la misma mesa que presidió el mandatario Peña Nieto, son precisamente los aspirantes a la candidatura presidencial por sus respectivos senderos políticos, quienes a final de cuentas se quedaron con las ganas… Mancera, impulsó y luego lo dejaron afuera los de la Coalición México al Frente, por lo cual “los mandó por un tubo” y se quedó como gobernante de la Capital de la República… Osorio Chong sigue en la Secretaria de Gobernación, pesé a haber entregado su Partido Encuentro Social a Andrés Manuel López Obrador, luego de quedar desangelado y desamparado en sus aspiraciones para ser el candidato del PRI y sus aliados a la Presidencia de la República… Graco Ramírez Garrido, multianunciado a lo largo de su sexenio en Morelos para ir como candidato en pos de la Presidencia de la República, a final de cuentas lo que como intento él llamó Frente Amplio Ciudadano que tanto impulsó, fue dejado fuera de la jugada, pesé a la magnitud de sus apoyadores que dimensionaron su imagen mediante espectaculares a lo largo y ancho del País, en los tiempos que se desempeñó como Presidente precisamente de la CONAGO… Por lo visto en la fotografía descrita, ello indudablemente refleja la disciplina política que caracteriza a los buenos políticos para tragar gordo, con una sonrisa, sin hacer gestos y si es posible o necesario, repetir plato, pues según los que saben, populacheramente “política es el arte de tragar mierda con una sonrisa y repetir plato con una carcajada”… Más sobre la referida fotografía, el Presidente de la República de acuerdo con la óptica de la gráfica, aparece abajo del blasón que contiene lo que parece ser el escudo del Estado de Morelos, mismo que no lo es en realidad, pues lo que ahí aparece es la copia del fragmento de la pintura de Diego Rivera pintado en un mural de la Secretaria de Educación Pública… Debe recordarse que por decreto gubernamental del mandatario morelense Emilio Riva Palacio Morales (1964-70), y como consecuencia de la investigación que hicieron Valentín López González, Juan Dubernard, Sergio y Adriana Estrada Cajigal, el verdadero escudo del Estado ha sido violentado en esta etapa, pues sus contenidos descritos en el Decreto correspondiente no coinciden con el que aparece en tal blasón, ni en los documentos de la presente administración del Ejecutivo… La graficas hablan y como coincidencia, los cuatro de la fotografía van en la recta final de sus sexenios, tanto el nacional, como el de la Ciudad de México y el del Estado de Morelos. ¡Ahí se la dejamos!
Puyazo… ¡Precios por las nubes..! Gracias al desquiciado Gobierno de la República que dejó en libertad los precios de las gasolinas, gas, diesel, electricidad y quien sabe cuántos más productos o servicios que son o eran de su responsabilidad, todos los demás empresarios productores y prestadores de servicios, encarecieron ilimitadamente sus precios… Fuera de lo que diga la carabina de Ambrosio, ¡disculpas, la PROFECO!, en el comparativo de los últimos tres meses los costos están elevados en promedio hasta en un 25%... Esto se puede comprobar con toda facilidad tan sólo por lo que corresponde a los productos de la llamada canasta básica que periódicamente se consumen en mercados y tiendas de conveniencia… ¡Quien no lo quiera creer, ni mucho menos aceptar, vive en el limbo o le hace al Tío Lolo!
¡Hasta mañana que será un día más..

Por: Pablo Rubén Villalobos

[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...