Postal: ¡Solemnidad sin celebración..! Mientras haya periodistas o comunicadores sacrificados, nadie tiene nada que celebrar el Día de la Libertad de Expresión, fecha que tampoco puede pasar desapercibida, pues debe ser conmemorada con toda la solemnidad por quienes participen en quién sabe cuántos eventos que se dan entre autoridades y comunicadores, por ser el pretexto que algunos esgrimen para celebrar tal Día… La Libertad de Expresión es una de nuestras más relevantes garantías constitucionales individual y social que tenemos como Derecho para poder ejercerla todos los mexicanos, por lo cual ahí están en secuencia los artículos 6º y 7º de nuestra Carta Magna… Gracias a ellos, todos los mexicanos sin distingo podemos con toda libertad hablar y clamar; reclamar o hacer nuestras proclamas lo mismo en ceremonias solemnes que en manifestaciones, mítines, marchas, desfiles o algún otro tipo de reunión, donde las ideas pueden y deben ejercerse sin represión alguna, como un acto cívico gubernamental de respeto a nuestra Libre Expresión y al Derecho a la Información… En Morelos, el pasado 7 de junio Día dedicado a la Libertad de Expresión que se puede y debe ejercer todos los días del año, por distintos lugares, los comunicadores tuvimos nuestras reuniones para recordar la fecha… Apenas una treintena de ellos estuvieron con el Mandatario y sus funcionarios; una buena cantidad de compas periodistas fueron al Congreso del Estado para ser testigos de la Ceremonia de Premiación a quienes por su participación ante una convocatoria expresa, ese día resultaron preseados… El Día de la Libertad de Expresión nació en tiempos del presidente de la República Miguel Alemán Valdés (1951), quien a instancias de los empresarios y directivos de los  periódicos más importantes de la época, tuvieron una convivencia mediante la cual, estrecharon los lazos de relación política con el Primer Mandatario del País, ante la presencia testimonial de los verdaderos periodistas de ésa época, quienes prácticamente sin ser invitados sólo concurrieron para cubrir la noticia… El compromiso entre editores-empresarios y el Presidente de la República quedó sellado; los medios publicarían lo que al Mandatario y su Gobierno les interesara y les conviniera, a cambio de contar con la venta suficiente de papel (PIPSA), para que los directivos- empresarios pudieran imprimir sus respectivos periódicos… Así nació el Día de la Libertad de Expresión… Con el paso de los años, el 7 de junio se convirtió en una celebración tradicional que conjuntaba por invitación expresa a empresarios, editores, columnistas, caricaturistas, articulistas, reporteros y fotógrafos de los medios gráficos, a los cuales se sumaron con cierta oposición y lentitud los representantes comunicadores y empresarios de los medios electrónicos –Radio y Televisión-, cuya cantidad llegó a llenar grandes salones de los más grandes hoteles, a donde llegaban periodistas y comunicadores de casi todo el País para exaltar y reconocer al Señor  Presidente de la República, quién siempre en su mensaje garantizaba el mando Irrestricto del Derecho a Ejercer la Libertad de Expresión, como una garantía constitucional avalada por el Señor Presidente, como un compromiso del Gobierno turno, lo cual en muchos momentos de la vida pública, política y social del País era una verdadera falacia, pues los del Gobierno hacían como que respetaban la multirepetida Libertad y los periodistas informábamos cada vez con mayor claridad y en forma incisiva, los acontecimientos del día con comentarios, columnas y caricaturas punzantes, que desde siempre han incomodado a los transitorios del Poder… En Morelos, la historia no es distinta… (Continuará..)
Puyazo: ¡Contra puercos, marranos y cochinos..! Ni modo, los cuchi humanos tendrán que pagar las multas que les aplique el Ayuntamiento de Cuernavaca, en caso de ser sorprendidos tirando o dejando la basura en lugares no propio para ello como lo son barrancas, barranquillas, hoyancos, banquetas y quién sabe cuántos lugares más… La irresponsabilidad de los marranos que no cerdos, pues estos merecen respeto, será motivo de la sanción, pues el hecho de que presuntamente no pasó el camión colector de basura, no da ningún derecho a tirar los desechos en la vía pública… Bolsa de desechos abandonadas se convierte en porquería de ser abierta y destrozada por los animales… Por esta cuestión a la Autoridad Municipal sólo le decimos: ¡Duro, duro, duro contra los puercos! ¡Hasta mañana que será un día más..!

Por: Pablo Rubén Villalobos
[email protected]


Últimas Noticias