Post Data… ¡Le superurge ganar..! Desde hace 25 años,  siendo Gobernador del Estado Jorge Carrillo Olea, entre otros  apareció en Morelos  el  activista enviado  por la Secretaría de Gobernación Graco Ramírez, con el encargo de movilizar lo necesario para tumbar del gobierno al Mandatario referido… Carrillo Olea había tenido sus diferencias en  espacios del Gobierno de la República, con Ernesto Zedillo Ponce de León… Por azares del destino,  nos tocó estar en mesa de trabajo en la Subprocuaradutria General de la Republica con Jorge Carrillo, en el momento que sonó la chicharra de la llamada “red”, que sólo servía para la intercomunicación de los altos funcionarios del Gobierno… Por la charla telefónica, entendí que quien se comunicaba con Carrillo Olea era Ernesto Zedillo, entonces Secretario de Educación, a quien   el Subprocurador que no fue Procurador por tener título de Licenciado en Administración Militar y no de Abogado, simplemente le contestó  al del otro lado de la línea  ..”No Secretario, ya no están ahí los maestros, Usted ya puede entrar a la Secretaría y también ya se van los que están de plantón frente al Sindicato… ¡Ándele, ándele ya váyase a trabajar:” Adiós, adiós, adiós…Carrillo Olea simplemente comentó  para sí mismo y para quien lo escuchaba que era este Escribano, “todavía cree que hay manifestación de maestros”… En efecto, por esos días de 1993, los maestros y sus acompañantes estuvieron en plantón,  manipulados con sus eternas demandas frente a la SEP y frente a  las oficinas del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación… Eran los de La Disidencia  y de la naciente  Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación… No sabemos cuántas más maldades como esa  le hizo o se hicieron Carrillo y Zedillo, quien tras el asesinato de Luis Donaldo Colosio, siendo candidato a la Presidencia de la República y  Ernesto Zedillo  su coordinador de campaña   nacional,  éste  no estuvo en Lomas Taurinas  de Tijuana el día de su asesinato… A  los pocos días  Zedillo fue nominado candidato del PRI a la Presidencia de la República,  en sustitución del Sonorense Difunto… Por ese tiempo Carrillo Olea resultó ser el candidato a  Gobernador del Estado de  Morelos,  para el mismo periodo que Ernesto Zedillo por la Presidencia  de  1994 al 2000… Carrillo se la debía a Zedillo… Proveniente de los espacios tenebrosos de la Secretaría  de Gobernación,  apareció en Morelos Graco Ramírez,  quien empezó a mover los hilos  de las movilizaciones socio políticas en Morelos, rebasando a Carmen Genis Salas y a Ignacio Suarez  Huape…También aparecieron  los  comunicadores del D.F. de ese tiempo  Ricardo Rocha, Nino Canún y el escritor Carlos  Monsiváis, con  algunos  otros,  mujeres del Gobierno Federal ,  para cumplir la faena que terminó  con la “muerte anunciada” o caída de Jorge Carrillo Olea como Gobernador del Estado, quien  en mayo  de 1999 ,  dejó de ser el Mandatario de este Estado… A partir de ahí,  Graco creció por su participación  en la vida  política y  otros quehaceres  morelenses,   a grado tal que en poco tiempo recibió como premio ser  Diputado Federal, Presidente del Partido  de la Revolución Democrática y Senador de la República… Se sabe también que en muchas de  las acciones y movilizaciones  que mantuvieron con intranquilidad a los gobiernos panistas de Estrada  y Adame, mucho tuvo que ver el perredista,  a grado tal que en  el plantón magisterial  de Cuernavaca en  tiempos del Secretario de Gobierno  Sergio Álvarez Mata, quien se creyó  ser el “bueno” y  triunfante para la Alcaldía capitalina, aquel plantón  se le salió de control y  tal movimiento  le costó el puesto  y la elección… Los tiempo políticos avanzaron  y del Senado de la República, como  candidato  al Gobierno del Estado por el PRD y luego como  Gobernador, resultó Graco Ramírez, quien de acuerdo con los datos numéricos electorales, ha sido quien mayor cantidad de votos ha logrado porcentualmente,   para una elección gubernamental… Con esta satisfacción y ventaja,  Graco inició  su administración en Morelos,  que en muchos de los aspectos portaba la esperanza de que pudiera proporcionar mayores y mejores  estadios de vida  para el Estado y los morelenses, pero…(Continuará)…
¡Hasta mañana que será un día más!

Por: Pablo Rubén Villalobos / [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA: