Post Data… ¡Harto..! Sin duda alguna que así se encuentra quien parecía ser el Suertudo, que se sacó la rifa del tigre… Fue suertudo, porque gracias a su talento y fama como futbolista lo buscaron los mañosos políticos que lo único que querían era garantizar el registro de su partido, el PSD… Ellos fueron Roberto y Julio Yáñez, quienes no sólo lograron su objetivo sino que quedaron sorprendidos por haber encontrado la joya que ganó electoralmente la presidencia Municipal de Cuernavaca, aunque pronto las ambiciones por el poder político y económico surgieron y vinieron los rompimientos… Tal triunfo electoral corresponde a la mentada rifa, peor que la del tigre, por todo lo que ha tenido que enfrentar Cuauhtémoc Blanco Bravo en los 16 meses que lleva como Alcalde… Tal pareciera que Cuauhtémoc tiene mal fario, pues hay que recordar sus tiempos como futbolista cuando los empresarios lo trajeron de la seca a la meca en 16 distintos equipos entre los de gala como el América, Puebla, Veracruz y otros de segundo o tercer nivel, por distintos rumbos del País y hasta en el Galaxy de EU… Más todavía, cuando el futbolista formó parte de la Selección Mexicana, quién sabe por qué vendettas le mandaron quebrarle la pata, por lo cual no sólo quedó frustrado para el Mundial de esos tiempos, sino que temporalmente quedó lisiado, pero se recuperó para seguir avante hasta el final de su carrera como deportista, conservando siempre su indiscutible calidad de Ídolo popular del fútbol mexicano… Podemos decir futboleramente, que el Cuauh una y otra vez renació de sus cenizas… Ahora en sus tiempos de político, que no lo era pero que ya lo es aunque lo niegue, Blanco Bravo ha tenido que aprender a tambor batiente todas las trampas, veleidosidades, artimañas, turbiedades, engaños, maldades, perversidades y quién sabe cuántos más tétricos de la grilla y la política, por los perversos que han pretendido ponerlo en jaque y mate, para eliminarlo de la carrera por la gubernatura del Estado… Sus enemigos no son pocos, ni de menor tamaño y todos tienen nombre y domicilio… Ahí están los ujieres voluntarios u obligados por sus conveniencias a gente del Poder Legislativo, del Poder Judicial y del Partido de la Revolución Democrática, junto con otros de otros partidos que sin querer queriendo le hacen el juego y sino que lo nieguen algunos integrantes de la actual Legislatura y del Tribunal Superior de Justicia, quienes en sus respectivos espacios votaron para que se le incoaran a Cuauhtémoc delitos de carácter electoral que no se pudieron cumplir en Morelos para quitarlo como Alcalde y por ello esperan la sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación… Como si todo eso fuera poco, a Cuauhtémoc le han endilgado tantos San Benitos, que hasta presuntamente desde los espacios del poder de la seguridad, donde manda Alberto Capella, lo hicieron presunto responsable del asesinato del empresario organizador de la Feria de Cuernavaca, Juan Manuel García Bejarano… Por todo ello y quién sabe cuánto más, en un video transmitido en las redes Cuauhtémoc Blanco aparentemente sin estar engallado como es su estilo, salió a la palestra para expresar entre otras cuestiones “¡aquí estoy, ni me escondo ni voy a huir”..! Como se ve, la lucha de estos hombres en los espacios del poder, es metafóricamente hablando carnicera y sanguinaria… Desafortunadamente y como consecuencia, mucho se ha lastimado a Cuernavaca y a todos los que aquí vivimos por el retraso en que nos encontramos, como consecuencia de la falta de obras, servicios e inversiones para la generación de empleos, que son indudablemente responsabilidad de ambos mandatarios, el de la Capital y el del Estado… Quien vaya a ganar esta tortuosa lucha no tiene ninguna importancia, mientras los perdedores seamos los cuernavacenses y lo peor, todo parece indicar que así se la van a llevar hasta el final del sexenio y del trienio gubernamental y municipal, respectivamente… Parodiemos a Porfirio Díaz, pobre Cuernavaca, tan lejos de Dios y tan cerca de las desavenencias de Graco, Rodrigo, Cuauhtémoc y los otros… ¡Ni modo, no nos queda más que aguantar por lo menos un año, para saber los destinos de estos rudos peleadores… ¡No hay de otra..!
¡Hasta mañana que será un día más..!

Por: Pablo Rubén Villalobos /  [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...