PIQUETAZO Y PUYAZO: ¡FUERA EL FUERO...! Siendo diputado local Javier Bolaños Aguilar, hoy diputado federal y candidato para la Alcaldía de Cuernavaca, con los integrantes de su grupo parlamentario panista en aquella legislatura, lanzaron la Iniciativa de Ley para que en este Estado se abatiera el abuso de los del “fuero constitucional”… Desafortunadamente, entonces sólo quedó en tentativa que debemos reconoce, a final de cuentas dejó el precedente de lo que es el reclamo social generalizado de los mexicanos, a fin de que el mentado fuero se mande a los albañales del olvido… Millones de mexicanos a lo largo de quien sabe cuántos decenios, hemos sufrido, vivido, pagado y padecido los abusos del poder, por parte de quien sabe cuántos presidentes de la Republica, miles de diputados federales, senadores y diputados locales; decenas de gobernadores, cientos de presidentes municipales, síndicos y regidores… Esas cantidades de los abusivos que llegaron al poder bajo el manto de la impiedad del fuero constitucional, no sólo lo ejercieron ellos sino peor aún sus apantallantes familiares y huestes, quienes también hicieron alarde por sus atropellos entre vecinos, familiares, amigos, conocidos y compañeros de labores, por el simple hecho de ser quien sabe qué de quien sabe que “caca grande del gobierno”… Recuerda nuestro director editorial Jorge Ontiveros, aquella expresión de aquellos “cacas grandes todopoderosos”, que amenazan con el “!no sabes con quien te metes!”, que también usan todos los suyos que hemos referido, presuntuosos del poder que su frecuentan, mismo que en poco tiempo perdieron y perderán el cual desafortunadamente aún padecemos quien sabe cuántos millones de mexicanos, porque sigue existiendo el mentado fuero que esperamos pronto llegue a su fin… La iniciativa promovida, acordada, lanzada y aprobada por la Cámara de Diputados para acabar con el mentado Fuero Constitucional, queda en espera de la correspondiente aprobación por parte de la Cámara de Senadores, donde no sabemos si dormirá “el sueño de los injustos” para su aprobación y luego ser enviada a las legislaturas de los gobiernos de los treinta y dos estados de País, con la sacrosanta bendición de los gobernadores en turno, y luego la propia del señor Presidente de la Republica para que el mamotreto de marras de la impunidad y la inmunidad que lo es el rementado fuero, sea enterrado para siempre… Desde luego, todos los que hemos referido que van a participar en este proceso, están conscientes que los primeros a quienes se les puede aplicar lo de la desaparición del fuero, pude ser contra ellos mismos, salvo que tomen como medida protectora providencial, que su tiempo de aplicación sea a partir de x fecha, muy posterior para que no les afecte a ninguno de ellos… Insistimos, hasta la fecha hablar de fuero constitucional es sinónimo de impunidad e inmunidad, lo mismo para el Presidente de la República que para los gobernadores, senadores, diputados federales, locales y ediles, junto con toda su cauda y todos sus familiares cercanos por aquello del “tráfico de influencias”… Esto debe acabar; tiene que terminar; basta de todopoderosos que roban, saquean, son corruptos, corrompen, abusan, violan, violentan y pese a cometer quien sabe cuántos crímenes, resultan repetimos inmunes e impunes “porque tienen fuero”… ¡Ojala que la iniciativa que hace años nació en Morelos encabezada por Bolaños Aguilar, fructifique en los nuevos tiempos del sistema político mexicano, luego de desaparecer constitucionalmente el tal bodio llamado fuero, para que junto con ello acaben “las cacas y las caquitas grandes gubernamentales”… Y que conste, reiteradamente acusamos que no son sólo ellos, sino como ya lo expresamos, prácticamente todos su subalternos que llegan al barrio, pueblo o colonia donde viven, para presumir que “son gente de don fulanote o zutanote de tal”, por lo cual amedrentan con soberbia y prepotencia a todo su vecindario y hay de aquel o aquellos que no se sometan, porque generalmente pagan las consecuencias, una vez que los tales ayudantes de esos altos funcionarios, se sienten también “caquitas grandes”… ¡Ahí la dejamos, porque ya me encabroné..!

Por: Pablo Rubén Villalobos / [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...