compartir en:

Piquetazo… ¡Ridículo..! El Gobierno de la República que preside Enrique Peña Nieto, debe estar de plácemes luego del rotundo fracaso que tuvieron las docenas de deportistas que integraron la Delegación Olímpica de México en los Juegos celebrados en Brasil… Sólo cinco medallas, 3 de bronce y 2 de plata lograron los mexicanos… No hubo ninguna de oro… Esperamos que a cada uno de los medallitas les entregaron su estímulo económico de un millón y 2 millones respectivamente, por ganar bronce y plata, sin descuentos… Bien por el cuautlense morelense Ismael Hernández, quien aunque no vive aquí, puso los nombres de Cuautla y Morelos en las marquesinas deportivas internacionales… No se ganó medalla de oro porque… esa es la estatura del alto nivel competitivo mexicano, que sólo abrió en la Olimpiada para lucirse en el desfile inaugural, donde los de México fueron afectuosamente aplaudidos porque todavía se recuerda en algunos espacios, no sólo nuestra calidez como anfitriones, sino la estatura que llegaron a tener algunos de los deportistas que en tiempos viejos lograron triunfos y supieron ganar medallas… La vergüenza vivida por los mexicanos en esta Jornada Olímpica queda para la historia y que conste, hay muchos detalles negativos que deben ser referidos… Ahí están las disputas que tuvieron en recientes tiempos los ilustres representantes de federaciones deportivas para tratar de mantener sus cotos de poder en sus respectivas especialidades… Enfrentamiento interno que junto con los otros escándalos público-políticos con los del Gobierno, en sus tantas dependencias que presuntamente debiera conciliar y coordinar la Comisión Nacional de Deporte -CONADE-, hoy a cargo del amiguísimo de Enrique Peña, Alfredo Castillo Cervantes, sólo sirvió para dos cosas… Este funcionario muitichambas y multiusos, quien antes entre otros encargos fue el Comisionado por la Seguridad y Desarrollo Integral de Michoacán, con suprapoderes frente al Gobierno de ese Estado en 2014 y presuntamente frente al narcotráfico de lo cual no salió nada airoso, ahora tampoco tuvo los tamaños para poner orden en muchas de las federaciones deportivas y mucho menos para la selección correcta de los deportistas integrantes de la Delegación Mexicana, para sus respectivas contiendas… Y no sólo eso, por cuestiones de los intereses y de las disputas empresariales, en los últimos 50 años o más de estos Juegos Deportivos, hoy para los mexicanos pasaron prácticamente desapercibidos, pues fue notoria la ausencia de las dos macrotelevisoras nacionales que no participaron ni en la promoción ni muchos menos en la proyección de imágenes del momento en las justas deportivas de la Olimpiada, que como consecuencia, pareciera que pasó de noche, ya que ni los de Televisa ni los de Azteca transmitieron nada, en virtud de que el pastel de los recursos internos y externos, oficiales y comerciales, según los informes, quedaron en manos de las empresas de Carlos Slim… Insistimos, no hubo maniobrero político con capacidad de operación en la CONADE, ya que Alfredo Castillo por su demostración de ineficiencia quedó prácticamente anulado, luego de lo cual, el Senado de la República anunció que será llamado para que rinda cuentas de este fracaso histórico deportivo, que no lo es prácticamente de los jóvenes deportistas, sino del Gobierno del País que preside Enrique Peña… El Gobierno debe recordar que no se pueden improvisar competidores en ninguna de las especialidades deportivas y, si no lo creen, nada más que pregunten por uno a las autoridades de los Estados Unidos que como lo protegen, apoyan y estimulan para ser un gran campeón, como lo es, Michael Phels, quien a lo largo de su vida que todo parece indicar deportivamente en competencias olímpicas culminó en Brasil, logró acumular como campeón ¡23 medallas de oro, de 28 en total! ganadas por él; una marca indudablemente histórica, que si no  es imposible, si será difícil que pueda ser igualada por otro deportista… Referimos a este gran campeón con sus medallas, porque para desgracia de nosotros los mexicanos ni sumadas las medallas de oro de todas las competencias olímpicas, de todos los tiempos, con todos los deportistas que las han ganado, llegamos a lo que obtuvo Michael, para orgullo de él y de su Patria…
Continuará.
¡Hasta mañana que será un día más..!

Por: Pablo Rubén Villalobos /  [email protected]