compartir en:

Puyazo… ¡De Perras y Perros..! En Chapultepec, el tercer domingo de cada mes, han acostumbrado por así convenir a los de la Secretaría de Desarrollo Sustentable a cargo de Topiltzin Contreras, instalar un “tianguis” por razón o pretexto de que los productos que expenden son de procedencia natural, aunque hemos podido ver que no todos cumplen el requisito, pero si la instalación de puestos bajo las condiciones que tiene establecidas el Secretario de Desarrollo Sustentable, como única autoridad, quien considera al Parque Recreativo Chapultepec como su ínsula, coto del poder o feudo… El tercer domingo de diciembre, hasta las puertas del Parque llegaron manifestantes procedentes de distintas latitudes, encabezados por mujeres del Estado de México, cuyo porte, comportamiento, expresiones y acciones las hicieron ver, como profesionales de la agitación, el vandalismo, la violencia y la anarquía… En la manifestación a las puertas del Parque, a la cual se acercaron paseantes y curiosos que iban al Parque con sus hijos, pequeños, púberes, adolescentes y gente mayor, fueron testigos de la insolencia y leperadas de las dos o tres gritonas que pudo traer la persona afectada… Ella resultó ser Dora Julia Anaya Leyva, presunta propietaria de 158 perros de distintas razas, los cuales fueron sustraídos de una casa de Tepoztlán como consecuencia de las quejas de vecinos por cuestión de ladridos, aullidos y salud pública… Elementos de la autoridad rescataron a los animales, algunos en malas condiciones e incluso enfermos, mismos que fueron llevados para su atención a un espacio especial por los rumbos de Xochitepec… La presunta dueña Anaya Leyva “puso el grito en el cielo”, el escándalo fue mayúsculo; que el hecho trascendió en los medios y en las redes locales y nacionales… Consecuencia de lo anterior, quienes sólo buscan pretextos para armar camorra llegaron del Edomex a Cuernavaca, y en las rejas de entrada del Parque armaron su escándalo cuyo mitote, rompió con la tranquilidad de ese espacio de recreo convertido en tianguis por Topiltzin… La gente se arremolinó, por ahí transitábamos y escuchamos las pestilentes proclamas cuyos reclamos iban envueltos de mentiras completas y verdades a medias… La exigencia era recuperar los 158 canes… Las ofensas tenían un sólo destinatario, el gobernante Ramírez Garrido… Entre otras agresivas proclamas se escuchaba aquello de: “vivos se los llevaron, vivos los queremos”… “Ladrones, ladrones, ladrones”… “Rateros, rateros, rateros”… “Si ya los mataron, ya los sacrificaron”… ¿A qué taquería se los llevaron? Y como corolario lépero, ¡Que ch… “Graco bandido, bandido”..! Fue un domingo de vergüenza para la mayoría de los que ahí estábamos frente a aquellas agitadoras, presuntamente defensoras de las perras, los perros y de Dora Julia… Reiteramos, los animales habían sido rescatados en condiciones deplorables de aquella casa en Tepoztlán, cuya propietaria llegó el momento en que ya no sabía qué hacer, ni que decir en la manifestación cuando la cuestionamos sobre el tema… Pasadas las semanas, el día 7 de enero se informó a los medios que los perros mejor atendidos, aseados, alimentados y curados, serían llevados a Cuautla y no a la casa donde se encontraban, sino a una instalación especial mediante un convenio con Dora Julia, quien comprometió cumplir, para tenerlos a su alcance… Las manifestantes anarcobandálicas ya no se volvieron a aparecer… Como se ve, los de la agitación sólo buscan un pretexto para cumplir sus afanes de desorden, que afortunadamente no lo encontraron en Morelos, donde sólo hallaron el rechazo de quienes oyeron sus arengas y leperadas… Enhorabuena, porque la gente del Gobierno actuó con cuidado, sin sacrificar a los animales y si brindarles la atención para devolverlos… Esperamos, por estar entre ellos muchas perras y perros de buena estampa, que haya adoptantes, si es que no se opone Julia, pues tener 158 perro parece una acción benéfica pero al mismo tiempo estrafalaria, cuando no se cuenta con los espacios, instalaciones y permisos correspondientes para este tipo de acciones… ¡Ah que cuestión de perras y perros..! ¡Que conste, hablamos de los que ladran y son de 4 patas..!          
¡Hasta mañana que será un día más..!

 

Por: Pablo Rubén Villalobos

opinion@diariodemorelos.com